Una ruta accesible por Alicante

La ciudad de Alicante se encuentra situada en la costa mediterránea y cuenta con más de 300.000 habitantes. Es uno de los sitios turísticos por excelencia en la Comunidad Valenciana. Alicante nace como asentamiento íbero a finales del S.V a.c. Más tarde, en la zona de Benalúa se alzó una ciudad romana llamada Lucentum, que es el antecedente más inmediato de la ciudad que hoy conocemos. En 1308 Jaime I la incorporó al Reino de Valencia. La ciudad ha sido objetivo militar en casi todos los conflictos bélicos. Además, debido a su condición de ciudad portuaria, fueron frecuentes los ataques piratas. Justo en los años 60 de nuestra época, fue cuando Alicante desarrolló un fuerte crecimiento demográfico y comercial, lo que trajo consigo el crecimiento económico.

La ciudad ha sido objetivo militar en casi todos los conflictos bélicos. Además, debido a su condición de ciudad portuaria, fueron frecuentes los ataques piratas. Justo en los años 60 de nuestra época, fue cuando Alicante desarrolló un fuerte crecimiento demográfico y comercial, lo que trajo consigo el crecimiento económico.

Descubre los beneficios de la silla de ruedas eléctrica con grúa
Pincha aquí

La “Guía de Escapadas Urbanas Accesibles” en ciudades españolas de PREDIF, propone visitar Alicante en un solo día. La ciudad aún conserva casi todo su casco antiguo. Por lo que una buena opción para conocerla es empezar por su historia. En el Museo Arqueológico (Marq) podrás descubrir toda la historia de la navegación y los orígenes de la actual ciudad a través de los testimonios y restos arqueológicos encontrados. Tras visitar el Marq, se puede optar por dar un tranquilo paseo por el casco antiguo de la ciudad. Esta es la mejor forma de degustar la gastronomía alicantina, así como de conocer el encanto de sus calles y sus gentes.

El paseo, por la Avenida de Jaime II, permite observar la mole rocosa que forma el monte Benacantil, donde se levanta el Castillo de Santa Bárbara. El cuál dispone de un acceso en ascensor, situado en la Avenida Juan Bautista Lafora, frente a la Playa del Postiguet, aunque solo son accesibles algunas salas y los jardines. Otra de las salas que merece la pena visitar es el Museo de las Hogueras, que muestra un recorrido por la trayectoria de las fiestas populares de “Les Fogueres”, una de las señas de identidad de la localidad.

Vista de Alicante desde castillo Santa Bárbara| Fotógrafo: Paco Rives Manresa  

El casco antiguo de la ciudad de Alicante es su mayoría está compuesto por un terreno llano, perfectamente accesible para usuarios en silla de ruedas. En esta zona también se encuentra la Concatedral de San Nicolás de Bari y la Basílica de Santa María, -el acceso a la plaza donde está situada cuenta con una rampa con una elevada inclinación-. Para terminar con la visita, una buena opción es recorrer el paseo marítimo por el Paseo de Las Palmeras y recorrer el Puerto por el muelle de Levante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *