Tips para principiantes en silla de ruedas

La primera vez que te enfrentas a una silla de ruedas, debes tener en cuenta la relevancia y la importancia de la elección del producto. Y es que, no solo importa la salud y la seguridad del usuario final, sino que también se debe tener en cuenta a la persona que -en muchas ocasiones- está detrás de su manejo; el cuidador.

Consejos para principiantes

  1. La elección de la silla de ruedas debe estar basada en las características del usuario, pero también se deben tener en cuenta las posibles necesidades del cuidador. Algunas características destacadas: tamaño de la silla, peso, material, accesorios, entorno donde va a ser utilizada, etc.
  2. Conviene utilizar algunos elementos de seguridad como el casco protector, las almohadillas y el cinturón de seguridad. Sobre todo, al principio y hasta que el usuario dependiente tome confianza con su silla de ruedas.
  3. Debe tenerse en cuenta que la silla de ruedas no deja de ser un vehículo, por lo tanto, hay que tener cuidado con la velocidad que puede llegar a alcanzar (sobre todo cuesta bajo). Asegúrate de que las zonas son seguras, mira bien si vas a cruzar la calle, y no te confíes al principio.
  4. El uso de guantes sin punta, otro elemento principal que puede ayudarte a evitar que se hagan rozaduras y heridas en tus manos provocadas por la fricción del movimiento.
  5. La incorporación de protectores de radios y aros especiales, sobre todo para niños o gente con poca fuerza en los brazos y manos.
  6. Se recomienda llevar ruedas antipinchazos y una pequeña caja de herramientas que te permita realizar arreglos sencillos en situaciones de emergencia.
  7. Aunque parezca algo obvio, es muy importante no olvidar el teléfono móvil en casa, y en caso de necesidad, avisar a los servicios de emergencia pertinentes.
  8. No esperes a que la situación empeore, pide ayuda a tu cuidador o alguna persona cercana si la necesitas.
  9. Ten en cuenta en todo momento el manual de usuario de tu silla de ruedas.

Por último, ¡No te desesperes, con paciencia y ganas todo es posible! Al principio puede que sea más difícil, pero en poco tiempo cogerás confianza con tu silla de ruedas y serás imparable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *