Síndrome de Gilles de la Tourette

El síndrome de Gilles de la Tourette o simplemente síndrome de Tourette es un trastorno neurológico caracterizado por la aparición de múltiples tics motores y fónicos, que se inician durante la infancia o la adolescencia. Por lo general, estos movimientos involuntarios (que la persona no puede controlar) aparecen en el rostro (parpadeos, contracción de la nariz o muecas). Aunque las personas con síndrome de Tourette también pueden presentar otros síntomas (ladridos, pensamientos y palabras repetitivas, y gritos…).

Estos gestos o espasmos son muy difíciles de controlar, pero a partir de cierta edad las personas con síndrome de Tourette aprenden a controlarlos en gran medida. El síndrome de Tourette no tiene una cura como tal, pero sus síntomas se pueden tratar. Sin embargo, hay muchas personas que ni si quieran necesitan llevar un tratamiento porque aprenden, en gran medida, a controlar estos movimientos involuntarios o tics. Estos síntomas se agravan durante la adolescencia y se reducen al llegar a la edad adulta.

Pincha en la foto para saber más sobre la silla que está cambiando el concepto de movilidad

Síntomas

Los tics se clasifican en:

  • Por un lado, están los tics simples: movimientos repentinos, breves y repetitivos, que incluyen grupos musculares limitados.
  • Por otro lado, están los tics complejos: movimientos con patrones mucho más complejos que los anteriores. Estos se producen de forma coordinada e involucran a muchos más grupos musculares que los anteriores.

Tics motores comunes en el síndrome de Tourette

TICS SIMPLESTICS COMPLEJOS
Parpadeo de ojos Tocar u oler objetos
Sacudir la cabeza Repetir movimientos observados
Encoger los hombrosCaminar siguiendo un patrón determinado
Mover los hombros repentinamente Caminar siguiendo un patrón determinado
Retorcer la nariz Inclinarse o girar
Hacer movimientos con la boca Saltar

Tics vocales comunes en el síndrome de Tourette

Tics simplesTics complejos
ResoplarRepetir palabras o frases del propio individuo
ToserRepetir palabras o frases de otras personas
Aclarar la gargantaUsar palabras obscenas o insultos
Ladrar

Origen y factores de riesgo

Todavía se desconoce el origen exacto de este trastorno, pero la mezcla de factores genéticos con otros factores ambientales podrían explicar la causa del síndrome de Gilles de la Tourette. Asimismo, se ha demostrado que los hombres tienen entre tres y cuatro probabilidades más de padecerlo que las mujeres, así como aquellas personas que tengan antepasados con el mismo.

Complicaciones

Las personas con este trastorno suelen llevar vidas activas y normales, sin grandes obstáculos para realizar actividades cotidianas. Sin embargo, el síndrome de Tourette se ve claramente relacionado con otras patologías o trastornos. Por ejemplo, por culpa de los tics, las personas con Tourette pueden desarrollar una baja autoestima, desencadenando depresión.
Otras afecciones relacionadas son: el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y otros problemas de comportamiento, así como trastornos del sueño, y problemas sociales y de aprendizaje.


SÍNDROME de TOURETTE: ¿Qué es? | Draw My Life


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *