Sevilla, una de las principales ciudades de España que goza de una gran accesibilidad

Sevilla es una ciudad con un gran pasado. Pues, los primeros asentamientos en sus tierras comenzaron en el S. VIII a.C. A comienzos del S. III a.C. llegaron los romanos, trayendo consigo un nuevo concepto de ciudad, donde muchas de sus construcciones se conservan en la actualidad. Tras la invasión musulmana que comenzó en el año 711 y duró alrededor de 800 años, fue en el siglo pasado (S. XX) cuando Sevilla volvió a adquirir su fama de ciudad moderna y costumbrista.

En la ciudad hispalense se puede visitar el Museo Arqueológico, ubicado en la Plaza de América, frente al Museo de Artes y Costumbres, dentro del Parque de María Luisa. Y es que, Sevilla concentra una gran cantidad de monumentos de interés histórico-artístico. Uno de los principales puntos de interés turístico es La Catedral de Santa María, el mayor templo en estilo gótico levantado en occidente.

Un solo día no es suficiente para conocer la capital andaluza. Pues, Sevilla aguarda gravado en piedra los orígenes hebreos más importantes del país, en el Barrio de Santa Cruz. A la rivera del río Guadalquivir se encuentra el Palacio de San Telmo, un edificio de origen barroco que hace 300 años era un colegio y en la actualidad son las oficinas de la Presidencia de la Junta de Andalucía. Un sinfín de monumentos por visitar, con una verdadera accesibilidad, que permite un turismo accesible y cultural.

Sevilla es una ciudad que esconde mucho arte. Pero, también es una ciudad que aguarda una gran accesibilidad. Todos los autobuses urbanos de la ciudad son de piso bajo, tienen rampa automática y disponen de la acción de arrodillamiento lateral del autobús para hacer más fácil el acceso de personas con discapacidad, PMR o carritos de bebé.

La silla de ruedas Kahlo cuenta con unas dimensiones reducidas, que permiten que se adapte al interior de cualquier transporte público. Asimismo, su sistema de tracción central facilita la maniobrabilidad en espacios reducidos, favoreciendo su uso en el interior de autobuses o trenes.

Por su parte, todas las estaciones de metro están completamente adaptadas para los usuarios con movilidad reducida. Cuentan con accesos adaptados con ascensores en que conectan la calle con los vestíbulos y andenes. Asientos reservados para las personas con discapacidad en el interior de los trenes. Aparcamientos con plazas reservadas para personas con movilidad reducida.

En definitiva, Sevilla es una ciudad que alberga numerosos puntos de interés turístico, de los que pueden disfrutar todas las personas, ya que se trata de una ciudad totalmente adaptada a todos los públicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *