¿Quién ha adaptado su vivienda para cubrir las nuevas necesidades provocadas por la COVID-19?

¿Quién ha adaptado su vivienda para cubrir las nuevas necesidades provocadas por la COVID-19?

El Grupo Mutua de Propietarios y el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España ha elaborado un estudio, ‘La salud de tu hogar en tiempos de confinamiento’, que recoge que un 74% de los españoles se ha adaptado bastante bien al confinamiento. La percepción varía en función de la edad del encuestado, los habitantes de una vivienda o los metros cuadrados de la misma.

En plena desescalada, es momento de analizar cómo ha sido la relación con nuestro hogar y cómo han variado nuestros hábitos durante el confinamiento. Por lo general se ha asumido con bastante normalidad la nueva situación. Sin embargo, en casas con personas de más de 70 años se han cometido una serie de errores que puede perjudicar a la salud.

Un dato destacable es el tiempo de ventilación del hogar. Es cierto que, el número de veces no ha variado mucho (antes 1,3 y ahora 1,5 veces al día). Sin embargo, el estudio refleja que se ha incrementado en 17 minutos el tiempo de ventilación del hogar durante el confinamiento. Las personas mayores son las que menos han cambiado este hábito respecto a antes del confinamiento.

En relación a la adaptación al confinamiento, el análisis expone que las personas mayores, las viviendas donde viven más de 6 personas y las casas unifamiliares o con más metros cuadrados, son los que mejor se han adaptado a la situación e vivir en casa.

Pese a que el informe recoge un elevado grado de adaptación, no todas las viviendas se han adecuado correctamente. De hecho, más de 8 millones de viviendas en España son ineficientes energéticamente. Para adaptar su vivienda al confinamiento, más de un 10% de personas han realizado modificaciones en sus hogares. Destacan los dormitorios y los comedores, ya que en muchos hogares se ha teletrabajado, se han impartido clases a los más pequeños o incluso se ha practicado deporte.

Las personas más jóvenes son las que más cambios han realizado en sus viviendas. Otro colectivo que ha adaptado su vivienda ha sido el de las personas con problemas respiratorios, con el objetivo de prevenir problemas relacionados con el COVID-19.

A las modificaciones de los hogares hay que sumarle los cambios de hábitos. Pues, el estudio refleja que más del 80% de los españoles asegura lavarse las manos con frecuencia, más del 50% limpia más su casa y también ha incrementado el número de personas que se ha animado a hacer deporte o a desarrollar sus dotes culinarias.

Otro aspecto que se ha visto afectado por la COVID-19 es el sueño. El estudio recoge que se ha incrementado una media de 23 minutos, hasta alcanzar las 7 horas y 45 minutos de media. En este aspecto, destacan las personas jóvenes, quienes admiten dormir mucho más durante el confinamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *