¿Qué es la espina bífida?

La espina bífida es un defecto congénito que se produce cuando la columna vertebral y la médula espinal no se forman correctamente. Es un defecto del tubo neural, la estructura embrionaria, que con el paso del tiempo se convierte en el cerebro, en la médula espinal del bebé y en los tejidos que los contienen.

La formación del tubo neural ocurre en las primeras etapas del embarazo y termina para el día 28 después de la concepción. Al no formarse o no cerrarse correctamente el tubo neural, aparecen defectos en la médula espinal y en los huesos de la columna vertebral que producen la denominada espina bífida.

Se puede catalogar como leve o grave, en función del tipo de defecto, el tamaño, la ubicación y las complicaciones. Si es necesario realizar un tratamiento temprano, se hace mediante una cirugía, aunque dicha acción no resuelve siempre el problema.

Tipos de espina bífida

Puede ocurrir en diferentes formas:

  • Espina bífida oculta
    • Es la forma más leve. Genera una pequeña separación en una o varias vértebras. Muchas personas desconocen que tienen espina bífida oculta. Suelen descubrirlo cuando se realizan un diagnóstico por imágenes, pero por otro motivo que no tiene nada que ver con la espina bífida oculta.
  • Meningocele
    • En este caso las membranas protectoras que rodean la médula espinal (meninges) sobresalen a través de la abertura de las vértebras y forman un saco lleno de líquido. Pero, este saco no contiene la médula espinal. Por ello, la lesión de los nervios tiene menor grado de probabilidad.
  • Mielomeningocele
    • Es la forma de espina bífida más grave. También conocida como espina bífida abierta. Se produce porque el conducto vertebral queda abierto en varias vértebras, de la parte media o inferior de la espalda. Las membranas y los nervios raquídeos sobresalen a través de esta abertura y forman un saco en la espalda del bebé. Generalmente, los tejidos y los nervios quedan expuestos, lo que provoca que el bebé sea propenso a infecciones muy graves.

Complicaciones de la espina bífida

La espina bífida puede provocar síntomas mínimos o discapacidades físicas leves. En caso de que el nivel de gravedad sea elevado, es más probable que la discapacidad física sea más significativa. Su gravedad está relacionada con los siguientes aspectos:

  • El tamaño y la ubicación del defecto del tubo neural.
  • Si la piel recubre la zona afectada.
  • Cuáles son los nervios que salen de la zona afectada de la médula espinal.

Por lo tanto, las complicaciones que puede producir la espina bífida pueden provocar problemas para caminar y de movilidad; complicaciones ortopédicas; problemas intestinales y en la vejiga; acumulación de líquido en el cerebro (hidrocefalia); malformación de Chiari de tipo II; infección en los tejidos que rodean el cerebro (meningitis); médula espinal anclada; respiración asociada a trastornos del sueño; problemas de la piel; alergia al látex; etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *