¿Cómo prevenir las úlceras por presión?

¿Cómo prevenir las úlceras por presión?

La salud dermatológica es muy importante, pues la piel se vuelve más fina y delicada con el paso de los años. Las personas sedentarias son propensas a sufrir dermatitis o incluso las denominadas úlceras por presión, especialmente en aquellos casos en los que es necesario el uso de pañales. “Hasta el 38% de las úlceras por presión se localizan en la zona del pañal”, según datos de Tena.

“La piel cubierta por un absorbente es más vulnerable a irritaciones. En ella se genera un entorno oclusivo que transforma el microclima de la piel, afectando también a la humedad, al pH y a la temperatura”, argumentan profesionales de Tena. Por lo tanto, esa zona es más susceptible a hongos y bacterias.

La prevención es el factor más importante para que no aparezcan las úlceras por presión, heridas muy difíciles de curar. La higiene juega un papel fundamental en la prevención de estas heridas. Es recomendable darse un baño antes que una ducha, donde el agua no supere los 33 grados y el tiempo del baño no exceda los 10 minutos. Es muy importante utilizar un gel que respete el pH de la piel. A la hora de secarse, se debe hacer con suavidad, con leves toques y sin frotar la toalla por la zona. La acción de secado debe realizarse a fondo, no se debe dejar ninguna zona mojada o humedecida.

Tan importante es el baño como el momento posterior. Pues, se debe aplicar una crema protectora, formulada con óxido de zinc, en la zona susceptible a hongos y bacterias después de secarse a fondo.

Para la vestimenta, es recomendable que se evite la lana y ciertas fibras sintéticas. Se deben de utilizar prendas de algodón preferiblemente, inclusive para dormir. Asimismo, al lavar la ropa se recomienda realizar un enjuague posterior, para eliminar con agua algún resto de residuo de detergente o suavizante. Y es que, estos productos potencian la irritación en la piel.

En casa es recomendable mantener una temperatura ambiental entre los 20 y 22 grados, con una humedad adecuada, ya que la sequedad puede empeorar el estado de la piel. El uso de humificadores puede ayudar a crear un clima adecuado para prevenir todo este tipo de heridas.

Por último, la ingesta de líquidos también tiene su relevancia en estas lesiones. Beber poco no es una solución, ya que la orina será más concentrada y provocará la necesidad de ir al baño con más frecuencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *