Pasos para denunciar una situación de discriminación por discapacidad

La mayoría de las personas con diversidad funcional cuentan haberse sentido discriminadas por otras alguna vez en su vida. La desigualdad está por todas partes, y es todo un problema social. Muchas personas tienden a tratar a las personas con discapacidad como si fueran niños o como si no fueran capaces de hacer nada solos. Las situaciones discriminatorias están por todas partes: en el trabajo, en la calle, en el tren; e incluso dentro del círculo más cercano, la familia.

¿Qué es lo que se debe hacer si alguien te trata de forma incorrecta e incluso irrespetuosa?

Si o sí, la respuesta es reaccionar. Nadie debería despreciar a otra persona por su aspecto físico o por cualquier otra característica. Las personas con discapacidad, al igual que el resto de seres humanos, tienen el mismo derecho a llevar una vida feliz y a sentirse queridos y valorados por lo que hacen. Por lo tanto, el problema no está en la “discapacidad” en sí, sino en la intolerancia y la falta de empatía que abunda en la sociedad.

Seas tú o no, el protagonista de una situación discriminatoria, no te quedes callado, y haz algo para remediarlo. Los testigos también son cómplices del agresor. Por lo que tienes la misma obligación moral de reaccionar. Por otra parte, si eres tú el que está sufriendo acoso u otro tipo de agresión, y crees que necesitas ayuda para hacerle frente a la situación. No lo dudes, ¡pide ayuda!.

Pasos para luchar contra la injusticia por discriminación

  1. Obtener alguna prueba que justifique la agresión o discriminación. En este paso, el testigo cumple una función primordial, ya que puede explicar todo lo que ha visto, demostrando así la veracidad del protagonista. Pero a falta de tener un testigo, también pueden presentarse otras pruebas y argumentos que prueben los hechos (imágenes, grabaciones de audio y de video…).
  2. El segundo paso es el de informar a la Fiscalía de tu provincia. Este organismo será el encargado de informarte y explicarte sobre si el problema realmente se puede llevar ante el sistema judicial.
  3. Informa a los medios de comunicación y/o cuéntalo en las redes sociales. Cada vez hay más personas que se atreven a contar sus problemas por Instagram y Youtube. Puede ser una buena forma para desahogarse y para crear conciencia social.
  4. La discriminación está considerada como un delito por el Código Penal. Por lo tanto, la Policía Nacional también te puede ayudar.
  5. En el caso de que la discriminación ocurra en el ámbito laboral, puedes acudir al Ministerio de Trabajo o a las direcciones regionales de trabajo.
  6. Por último, si has sido protagonista en un caso de discriminación por discapacidad en el ámbito sanitario, puedes acudir al Ministerio de Salud o al organismo de atención al paciente.


DISCRIMINACIÓN POR DISCAPACIDAD . Nos niegan la entrada a un bar de copas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *