Pablo Barredo: “Los cuidadores nos convertimos en padres de nuestros padres, y ellos se convierten en nuestros hijos”

Pablo A. Barredo (Barcelona, 1974) es el fundador y presidente de la fundación ‘Diario de Un Cuidador. La primera ONG del mundo dedicada exclusivamente a la figura de los cuidadores y ex cuidadores de personas dependientes, especialmente de Alzheimer y otras demencias. Pablo comenzó a escribir con 33 años, cuando su madre cayó enferma de Alzheimer y él se hizo cargo de su cuidado. Ahora, Pablo Barredo es el escritor de un libro con el mismo nombre que su fundación y se dedica a orientar a cuidadores y ex-cuidadores de todo el mundo.

-Pregunta: ¿Qué le hizo llevar a cabo este proyecto?

-Respuesta: Comencé con un blog llamado ‘Diario de Un Cuidador’ mientras cuidaba de mi madre con Alzheimer. Me dedicaba al mundo de la comunicación y el marketing, así que me di cuenta de que había un vacío muy grande de información en el sector. El blog comenzó a tener mucho éxito y quise concienciar y ayudar a todos esos cuidadores. Después escribí el libro ‘Diario de Un Cuidador’; y más tarde, inauguré la fundación. Ahora, Diario de Un Cuidador tiene diez colaboradores y más de 600.000 asociados.

-P: ¿Cómo es el día a día de un cuidador?

-R: La jornada puede comenzar perfectamente a las 7:00h de la mañana. Empieza organizando todo el día con esa persona. Calculas desde el tiempo que tardarás en conseguir que se levante, hasta el tiempo que invertirás en vestirla y darle el desayuno. El cuidador tiene que hacerlo todo: las tareas del hogar, el aseo del enfermo, la medicación, la compra, el seguimiento de cuentas bancarias; todo. El día a día de un cuidador familiar se basa en dedicar las 24h de tu tiempo a esa persona.


“El síndrome del cuidador aparece siempre; antes o después, con menor o mayor intensidad, pero llega”.

-P: ¿Se puede huir del síndrome del cuidador?

-R: Cuanto mayor es la dependencia hacia el cuidador, mayor es el grado del ‘síndrome’ que se experimenta. El síndrome del cuidador aparece tarde o temprano con menor o mayor intensidad, pero llega siempre. Esto pasa sobre todo con enfermedades como la demencia. Por ejemplo, con el Alzheimer porque vas viviendo todo el proceso; desde que se da un diagnóstico, hasta que la luz de la persona se apaga. Y si estás tú solo, o no tienes los suficientes apoyos, el desgaste es tan grande que acabas “quemadísimo”.

“Aunque se reciba ayuda por parte de otras personas, acaba siendo una persona sola la encargada del enfermo; y la que lleva toda la sobrecarga del trabajo”.

-P: ¿Recibió algún tipo de ayuda?

-R: Tuve algo de ayuda por parte de mis hermanos. Mi hermana cumplió la figura de cuidador secundario. Es la persona encargada de hacer que el cuidador principal no decaiga. Le proporciona oxígeno y evita que acabe quemándose tanto el cuidador principal. Aunque, la mayor parte del trabajo la seguía haciendo yo porque al final del día mi hermana se iba a su casa con su familia; y el que se quedaba allí era yo.

-P: ¿Es el síndrome del cuidador mucho más grave para un cuidador familiar que para uno profesional?

-R: Cuando cuidas a un familiar estás viviendo toda la historia con él. El proceso de duelo comienza con el diagnóstico de la enfermedad, y se cierra con el fallecimiento de la persona dependiente. Por lo tanto, ya empiezas con una sobrecarga emocional. El amor y el cariño que tienes hacia esa persona es lo que te empuja a seguir cuidando de ella y a vivir situaciones que nunca te habías imaginado. Yo siempre digo que nos convertimos en padres de nuestros padres, y ellos se convierten en nuestros hijos.

-P: El perfil del cuidador es el de una mujer de mediana edad que generalmente suele ser familiar del enfermo.

-R: Normalmente, quién lleva esta labor es la mujer. Hay una idea generalizada de que el concepto de mujer y el concepto de cuidar van unidos. El perfil de un cuidador es el de una mujer de unos 50 o 60 años. Por ejemplo, una hija o una nuera. Los hombres deberíamos subir el nivel, buscando la igualdad también en eso. Cuidar es una cuestión que depende únicamente de la empatía y del amor de una persona. Por eso es algo que pueden hacer tanto hombres como mujeres.

Leer más artículos como este:
El 74% de los asistentes a ‘Cuidar a Quiénes Cuidan’ son mujeres

Depresión y dolores físicos: la peor parte de ser cuidadora

17 comentarios sobre “Pablo Barredo: “Los cuidadores nos convertimos en padres de nuestros padres, y ellos se convierten en nuestros hijos”

  1. Pablo Barredo toda mi admiración por la labor que hizo primero como cuidador de su mamá y posteriormente por pensar también en dar el lugar que merece a todos los que somos cuidadores. Gracias por dar luz a esta labor que realmente se encuentra en penumbras, sus acciones me dan aliento para que la gente sepa y reconozca la labor del cuidador. Que Dios lo bendiga

    1. Entiendo todo lo que explicas, mis lagrimas mojan mi cara, estoy viviendo esta situación, sin apoyo físico, estoy y no estoy, siento vacío, incomprensión, dolor y no disfruto de nada. Solo pienso en tener a mi madre en las mejores condiciones, tiene Altzaimer, 96,años, y no puedo separarme de ella. Ya siento temor al salir a la calle.

      1. Entiendo tu situación Gloria. Son circunstancias muy duras en las que hay que estar a la altura. Y sin duda, tú lo estás. Pero en determinados momentos las personas necesitamos la ayuda de otra persona para estar bien con nosotras mismas. Si nosotras no estamos bien, no podemos ayudar a otro a que lo esté.
        Mucho ánimo Gloria, y si necesitas ayuda con algo, no dudes en buscarla (ya sea de un cuidador/a, terapeuta, médico…).

        Un abrazo muy fuerte,

        Andrea R, ROIS Medical

  2. Gracias por tu blogspot recién lo comenzó a leer
    Llevo 8 años 50 horas al día al cuido de mi madre
    Viví casi 40 años fuera de Venezuela y me regrese para cuidarla aquí me salia más económico
    Viajamos mínimo una vez al.as no últimamente está más perdida,físicamente de 20

    1. El tratamiento de una enfermedad como el Alzheimer es muy caro. Trabajamos para que estos productos de primera necesidad sean accesibles para todos los usuarios.

  3. Si bien el libro de Pablo Barredo no lo he leído…he leído algunos de sus comentarios y notas..le admiro y agradezco por el noble gesto de compartir ..su experiencia y de entender mejor que nadie a los cuidadores..me gustaría conocerle para que me contará su experiencia con el Alzheimer y la demencia…me sentiría entendida porque solo un cuidador puede entender a otro cuidador.. gracias señor Pablo Barredo

    1. La labor que realiza Pablo como cuidador es maravillosa. En su blog “Diario de Un Cuidador” encontrarás información relevante para el cuidador. Además, aparece el número de contacto de la ONG, quizá esto pueda ayudarte. También están bastante presentes en Redes Sociales.

  4. Felicidades por tu gran labor.. así es! La tarea de cuidar depende del nivel de empatía que tenga la persona con la situación, no tanto del género.. felicidades por tu gran corazón

  5. Lo he leido a Pablo parcialmente ya que estaba en el incendio del ultimo año de vida de mamá .Perdí el trabajo (injustamente por unas llegadas tatde por que era la unica cuidadora ,única hija ,y en proceso de divircio conflictivo .) trabajaba 5 horas .Perdí a mamá en abril 2018 Desde el diagnostico hasta su fallecimiento pasaro. 15 años y los pasé con ella .Fueron demasiadas emociones y una gran enseñanza a anivel espiritual .Dar amor aun cuando ya no das mas .Para completar mi carrera de medico la puse en un geriatrico a donde me trasladaria para estudiar gran parte del tiempo o al mebos cerca .Pero a los 4 dias la retire casi muerta .Dejé todo por ella no me arrepiento no es posible abandonarlos.

  6. Casi no tenia ni tiempo a leer a Pablo pero cada cosa que leia me ayudaba .Desde no sentir que estaba sola .La flia te abandona el dia del diagnostico.Ni visitan para no impresionase decian .En fin no hay leyes que protejan al cuidador despues quedamos en la ruina economica .La ayuda del pami es deficiente con sus tercerizados y la mayoria de los medicos ..En 4 meses no logre que la dra del pami vaya a conocer a su paciente y me autorice algo todo se costeó particular En fin ..demasiado soledad .La mano que ayuda no la tuve o apenas comenzó desapareció.Pablo me alegro que desde tanto dolor hayas con tu blog y libro puedas ayudar a quien pasa por esto .Saludos ! Gracias !

  7. HOLA PABLO, DESDE CHILE, UN GUSTO SABER DE SU ACTIVIDAD, Presidente DE LA “AGRUPACION AMOR Y ESPERANZA, DE CUIDADORES DE PERSONAS DEPENDIENTES” COMPRENDEMOS MUY BIEN SU OBRA. UN SALUDO LLENO DE AFECTO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *