El orgullo y sacrificio de todo un padre

“Su máxima ilusión es el Powerchair y para mí verle así lo es todo”, narra José Luis Costa Solís, más conocido como ‘Pepe’. El padre de Fernando Costa, uno de los jugadores más veteranos del equipo Furia Powerchair, expresa que los familiares también forman parte del club, ya que juegan un papel fundamental detrás de la línea que delimita el terreno de juego. “Los padres hacen un gran sacrificio, forman parte del club”, sentencia José Luis Costa.

El orgullo de los familiares y entrenadores se reúne cada semana, con el fin de ver la ilusión de los jugadores dentro de la pista. José Luis y Fernando siempre llegan los primeros a un pabellón que se ha convertido en la segunda casa de muchas familias. José Luis Costa es todo un guerrero y dedica todo su tiempo a la felicidad de su hijo. “Tienes que estar al 100% todo el día, da igual que te duela el cuerpo, tienes que estar para él”, expresa José Luis Costa.

El alicantino de 67 años tiene un brillo especial en los ojos cuando habla de su hijo. “Él es un forofo del fútbol y de la natación. Ahora ya no compite, pero ha ido a varias ediciones del campeonato de España de natación”, explica José Luis Costa. Fernando Costa sufre una Ataxia degenerativa, que con el paso de los años le ha hecho depender de su familia y de una silla de ruedas. “Él de pequeño se sentía más seguro corriendo que andando, no sabemos cuándo le comenzó la enfermedad”, relata José Luis Costa.

El Powerchair recoge una multitud de sentimientos. Y es que, miles de historias pelean por un mismo objetivo: el éxito de este deporte adaptado. “Fernando  me comentó que iban a empezar a entrenar aquí en Alicante y aquí estamos todos los fines de semana. Antes la natación también le ilusionaba, pero desde que la enfermedad fue a más el Powerchair lo es todo para él”, argumenta José Luis Costa. El fútbol en silla de ruedas se ha convertido en una forma de vida para padre e hijo, que siempre han estado ligados al mundo del deporte. José Luis Costa se declara un gran seguidor del fútbol, tenis, pádel o incluso el running. “Ahora ya no puedo hacer tanto ejercicio, porque los médicos me lo han prohibido. Aun así, hago y ejército el cuerpo todos los días en casa junto a Fernando”, declara José Luis Costa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *