Mindfulness, la disciplina terapéutica de moda en personas con discapacidad intelectual

Mindfulness, la disciplina terapéutica de moda en personas con discapacidad intelectual

Hay casi 300.000 mil personas con discapacidad intelectual en España. Estas personas suelen tener problemas en su vida diaria, ya que les puede costar más comunicarse, aprender o comprender a los demás. Suelen darse muchas prácticas terapéuticas para facilitar la comunicación o que pueda dar beneficios al usuario. Y entre estas disciplinas, está en auge el Mindfulness.

Esta práctica viene de la psicología de los años 80, a través del creado de la Terapia de Reducción de Estrés, Jon Kabat-Zinn. Empezó dándose en un contexto clínico, dirigido hacía la psicología o la educación. Busca dar una paz en la mente, para poder dar esa misma tranquilidad en el cuerpo.

Existen dos formas de llevar a cabo esta disciplina:

1.   A través de meditación. Es una práctica más formal, se busca cambiar la forma que tiene la persona en cuanto a sus relaciones y actividades diarias. Se centra en la conciencia plena, la autoaceptación y la regulación emocional.

2.   Atención a nuestras acciones diarias, esta es una práctica informal. Pero requiere hacerlo con plena consciencia, buscando la paz mental.

El objetivo de esta disciplina para las personas con discapacidad intelectual es mejorar su capacidad comunicativa tanto interna como con los demás. Esta terapia ocupacional tiene una serie de beneficios para estas personas:

–          Disminuye la ansiedad, el estrés…

–          Favorece el sueño

–          Mejora la memoria

–          Ayuda a controlar y entender las emociones

–          Ayuda con las habilidades cognitivas en los niños

Plena Inclusión Madrid ha apostado por el mindfulness, incorporándose a su programa. Dirigida a estas personas con discapacidad, permitiendo así conocer esta disciplina y notar sus beneficios. Se impartirán 22 talleres informativos en las entidades que participen, para que estas puedan aprender a incorporar esta práctica en su día a día. Desarrollando las habilidades cognitivas, emocionales y técnicas; además, para evitar la exposición a posibles riesgos laborales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *