Las personas con movilidad reducida también tienen derecho a ir a la discoteca

Las discotecas y los pubs son los espacios más solicitados por los jóvenes, sobre todo en vacaciones y festivos como Navidad.

Sin embargo, estos no son solo visitados por los adolescentes, sino que gente de todas las edades frecuenta estos lugares con afán de ocio y diversión. En ocasiones, salir de fiesta o tomarse solo unas copas puede ser un problema para usuarios con movilidad reducida u otro tipo de discapacidad, debido a las barreras arquitectónicas que se presentan. Es por esto, que los bares y discotecas deben estar adaptados para todos, sin importar la edad o la capacidad de cada uno.

Requisitos de accesibilidad

-Accesibilidad exterior: No solo el local debe estar adaptado, sino que el exterior y otros espacios complementarios también. Si la discoteca dispone de parking, este contendrá plazas de aparcamiento adaptadas para usuarios con movilidad reducida. Las plazas deberán estar bien señalizadas, lo más cerca de un paso de peatones posible y tener las dimensiones mínimas obligatorias (3,6 X 5m).

Aparcamiento Minusválidos, Signo

-Acceso al local: La entrada a la discoteca o el pub debe producirse sin diferencia de nivel; o en su defecto, con el uso de una rampa adecuada. En el caso de que existan escalones de acceso, estos deben incorporar pasamanos a ambos lados y pavimento diferenciado al inicio y al final. Además, las taquillas, mostradores y barras deben ser accesibles. Sin olvidar que el local contará con una iluminación adecuada y sin reflejos. Asimismo, los sistemas de comunicación, alarma y mobiliario también serán accesibles para todos los usuarios.

Es imprescindible que los lugares públicos cuenten con barras y mostradores de especial tamaño, con una altura menor a la convencional. Sin embargo, también es cierto que una silla de ruedas con elevación de asiento puede ayudar al usuario en determinados momentos, colocándole a la altura que él desee y adaptándose a las necesidades que la situación requiera. La silla de ruedas eléctrica “Kahlo” implementa un potente sistema de elevación de asiento, así como también el uso de luces LED, que hacen que la visibilidad del usuario sea lo más importante en todo momento.

Usuaria de silla de ruedas Kahlo utilizando el mecanismo de elevación de asiento.

-Recorrido interior: Se deben evitar los obstáculos que puedan dificultar el libre tránsito de los usuarios. Colocar pasamanos a lo largo de los pasillos (de color contrastado y diseño anatómico). Las zonas de descanso contarán con mobiliario plenamente adecuado. Asimismo, se permite el uso de pendientes en el suelo, siempre y cuando estas no sobrepasen el 6%. Además, la anchura mínima de los pasillos debe ser de 1,2m, dejando siempre espacio necesario para maniobrar con la silla de ruedas.

-El local debe estar plenamente señalizado; tanto fuera como dentro de este habrá señales concretas y luminosas que orienten a los usuarios (señales de localización, de emergencia).

-Por supuesto, la discoteca contará con aseos accesibles e integrados. ¿Cómo hacer accesible un baño o aseo?

-La seguridad es un elemento fundamental en los bares y en las discotecas. Todo local debe contar con un Plan de Evacuación y Emergencia. Este plan señalizará medidas extremas y especiales en caso de rescate a personas con diversidad funcional. Estos espacios dispondrán de sistemas de alarmas acústicas y luminosas. En caso de emergencia, los usuarios de silla de ruedas saldrán en primer o último lugar (nunca en medio para evitar aglomeraciones).

Últimos artículos sobre accesibilidad
La accesibilidad del salón de una vivienda que permita disfrutar de unas navidades en familia

La importancia de la accesibilidad en los parques para el desarrollo de los niños

Los edificios públicos y el valor de su accesibilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *