Las personas con discapacidad también pueden hacer planes de verano

Las personas con discapacidad mejoran su desarrollo personal y sus habilidades sociales con la práctica de diferentes actividades al aire libre y en colectivo. Las relaciones sociales y el ocio son fundamentales para cualquier persona, aún más para las personas con discapacidad. Pues, pueden influir directamente en su desarrollo personal y en su recuperación o rehabilitación.

En verano, los planes se multiplican. Algunos prefieren playa, otros montaña o las grandes ciudades. El deporte también cobra especial protagonismo durante los meses de verano. Por su parte, la desconexión y la relajación es la opción del resto. Todas las opciones son válidas, porque lo importante es disfrutar de la estación estival, cada uno a su manera y gusto personal.

La oferta de actividades y ocio inclusivo para las personas con discapacidad ha evolucionado en los últimos años. Diferentes entidades y asociaciones han sabido adaptar sus programas y actividades de tal modo que han provocado un cambio atractivo y positivo en su desarrollo. Además, cada vez hay más playas y piscinas accesibles, que permiten refrescarse a todas las personas. Las playas accesibles son aquellas que cuentan con todos los elementos necesarios para que las personas con discapacidad puedan disfrutar dentro y fuera del agua. En España hay más de 600 playas accesibles. Por otro lado, todas las ciudades cuentan con piscinas accesibles, que permiten practicar natación, un deporte muy recomendable para la mayoría de personas con discapacidad, ya que favorece el sistema muscular, esquelético y respiratorio.

Turismo urbano y rural accesible

Los hoteles y restaurantes saben que el turismo accesible está en auge. Por ello, la mayoría de establecimientos han adaptado sus instalaciones en los últimos años. La accesibilidad y las vacaciones deben ir de la mano para que las personas con discapacidad puedan disfrutar de una de las mejores estaciones del año: el verano. Por otro lado, el transporte público es accesible en su gran mayoría, facilitando así los desplazamientos de todas las personas. El turismo urbano es elegido por muchas personas, debido a su gran accesibilidad.

Otra opción es el turismo rural, que ha ganado adeptos en los últimos años. La desconexión y el contacto con la naturaleza son sus grandes alicientes, que atraen cada año a miles de personas. Diferentes fundaciones y asociaciones de personas con discapacidad elaboran anualmente guías que especifican las rutas verdes y visitas guiadas que permiten disfrutar de los mejores parajes naturales, de un modo seguro y accesible.

Miles de planes por hacer este verano. Puedes contarnos cómo será tu verano en tu ciudad, con tu familia o en contacto con la naturaleza. El fin es que disfrutes de tu verano, como tú prefieras y programes. ¡Adelante, que ya está aquí el buen tiempo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *