Las ciudades accesibles, su especial valor en la sociedad y en las personas dependientes

En torno al 75% de la población europea reside en ciudades. Por ello, el diseño urbanístico de las ciudades cobra especial valor, ya que repercute directamente en el bienestar y la calidad de vida de sus habitantes, en especial de las personas dependientes.

Diseñar y elaborar municipios accesibles es una necesidad. Pues, el crecimiento de la edad media de los españoles provoca que las personas mayores sufran más dificultades de movilidad y se crucen con verdaderas barreras arquitectónicas, debido al diseño urbanístico. Por lo tanto, no sólo las personas dependientes necesitan una ciudad accesible, sino un gran número de la sociedad española requiere de una ciudad acorde a sus necesidades y características. Es decir, una ciudad accesible en todos los sentidos.

Una ciudad accesible se caracteriza por eliminar cualquier tipo de barrera, ya sea física, cultural o educativa. Para ello, se valoran una serie de aspectos como son la accesibilidad del entorno arquitectónico público y privado; la accesibilidad del transporte; y la accesibilidad de las infraestructuras conexas, de la información y comunicación de las instalaciones y servicios públicos. Y es que, una ciudad accesible ofrece numerosas ventajas a sus habitantes: una especial atención a los ciudadanos; soluciones de accesibilidad, que proporcionan confort, bienestar y calidad de vida; y ofrece una imagen positiva de la ciudad y de su ciudadanía, entre otras.

Las personas dependientes se cruzan y superan numerosos obstáculos de forma diaria, entre ellos se encuentra el estigma social y las ya nombradas barreras, producidas por el diseño urbanístico de las ciudades. Esta serie de trabajas repercuten directamente en el día a día de las personas dependientes y, como no, en su forma de planificar y de realizar sus viajes particulares. Hay muchas barreras que eliminar, muchos retos que superar para abrir nuevas metas, nuevos caminos y nuevos horizontes. Una buena medida sería empezar por la educación para seguir por un rediseño urbanístico, acorde a las necesidades de las personas dependientes y de la sociedad en general.

Las ciudades españolas galardonadas con el Premio Reina Letizia de Accesibilidad Universal  a los municipios más accesibles han sido:

  • Sabiñánigo (Huesca)
    • Gracias a su Plan de Movilidad Urbana Sostenible, este municipio de 9.349 habitantes es una de las localidades más accesibles de España. Este es un proyecto que centra su trabajo en eliminar las barreras arquitectónicas existentes en el casco urbano y en los edificios públicos.
  • Ávila
    • Fue la primera ciudad española en lograr el Premio Ciudad Accesible en 2010. Sin embargo, su plan de accesibilidad ha ido desarrollándose con el paso de los años y ha mejorado el acceso de todos sus edificios públicos, con el objetivo de promover el turismo accesible.
  • Carreño
    • Esta pequeña localidad situada en Asturias y de 10.545 habitantes diseñó un plan de accesibilidad que fomenta la atención e integración laboral y social. Además, aplica todo tipo de avances tecnológicos para mejorar el bienestar y la autonomía de las personas dependientes.
  • Tarrasa
    • Tarrasa fue protagonista en el Permio Ciudad Accesible de 2012, debido a todas las reestructuraciones que llevó a cabo en los edificios de la ciudad, tanto históricos como públicos y particulares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *