La sociedad debe trabajar todavía en aspectos como la integración, la accesibilidad, la inclusión y la solidaridad

El voluntario tutelar tiene que acompañar y velar por las personas con discapacidad, que están bajo su tutela. Este es el caso de Emanuel Vázquez, que comenzó a ser el tutor voluntario de Enrique hace más de 3 años. Ambos han estrechado lazos y han forjado una preciosa relación.

El voluntariado tutelar es una tarea que se formó para fomentar una sociedad más inclusiva, integradora y accesible. Emanuel Vázquez, voluntario tutelar de Enrique, tiene muy presente este el fin de mejorar la sociedad. “El principal objetivo del voluntariado es ayudar, en mi caso a las instituciones a conseguir que las personas con discapacidad logren una plena inclusión en la sociedad, dándoles visibilidad e implicándoles en diferentes actividades sociales. Haciendo participe a la propia sociedad y normalizando su inclusión, evitando que se comporten como colectivo. También dando a las personas que acompañamos el afecto y bienestar emocional que a nivel institucional a veces no es tan fácil de facilitar”, dice Emanuel Vázquez.

La sociedad debe trabajar todavía en aspectos como la integración, la accesibilidad, la inclusión y la solidaridad. Hay personas que trabajan y fomentan todas estas cuestiones, Emanuel Vázquez es uno de ellos. “Uno de mis hermanos es sordo y vengo de un país, Argentina, donde las personas con discapacidad y las familias carecen de recurso o estos son muy limitados. Las ayudas del Estado son muy escasas; los profesionales y docentes carecían de formación y el trato, en general, hacia las personas con discapacidad es un tanto arcaico”, expresa Emanuel Vázquez.

Emanuel Vázquez y Enrique, se reúnen una vez a la semana como mínimo. “Procuro, en la medida de lo posible, hacer actividades que le gustan, visitar otros lugares, hacer que conozca cosas nuevas. Al menos una vez a la semana nos vemos e intentamos hacer actividades diferentes: dar un paseo, salir a comer, visitamos a su madre que está en una residencia, vamos al cine o a ver algún espectáculo”, explica Emanuel Vázquez.

“Que haya entrado en mi vida es de las mejores cosas que me ha pasado y realmente me siento afortunado, tenemos una relación magnífica y ya es un integrante más de mi familia, mis padres y hermanos lo quieren mucho, ellos también están muy implicados en todo lo que pueda necesitar”, narra Emanuel Vázquez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *