La falta de recursos retrasa hasta cuatro meses la espera para detectar una discapacidad en niños de 0 a 3 años

La Región de Murcia ve como la lista de espera para diagnosticar una discapacidad en niños recién nacidos se alarga hasta los 4 meses de media. Una vez localizado algún indicio de riesgo en el desarrollo de un niño, se establece un protocolo de actuación. En primer lugar, se fija una cita con los padres para que el pequeño asista a una sesión psicopedagógica. Los expertos evalúan las necesidades del niño, para asegurar que su desarrollo sea lo más adecuado posible.

La demora de la lista de espera varía en función del municipio y la época del año. El retraso de la lista de espera es mayor en las zonas que no cuentan con equipos específicos de orientadores para atención temprana de la Región de Murcia. El colapso es tal que “los niveles de estrés son tremendos” aseguran profesionales de los diferentes centros de Lorca, Molina, Cieza, Águilas, Totana, Mar Menos y Altiplano, que son los municipios más afectados.

Los problemas de personal también afectan a las áreas de se encargan de la infancia y la adolescencia. Un orientador puede llegar a atender de media a 750 alumnos. Cabe destacar que, la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece un máximo idóneo para atender de forma detallada, personalizada y adecuada a cada persona. Este máximo es de 250 alumnos de media.  

Para el área de infantil y Primaria hay una falta de recursos, que provoca que la atención a estos alumnos sea mensual o trimestral. En cuanto a Secundaria, las funciones se multiplican, debido a que sólo hay un orientador por cada instituto. Hay que tener en cuenta que, estos profesionales atienden todo tipo de casos, incluido el acoso o el maltrato infantil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *