Inteligencia artificial para combatir la soledad

En España hay más de 46 millones de personas, de las cuáles, 8,6 millones son mayores de 65 años. El incremento de la esperanza de vida y la baja natalidad son las causas que convierten a España en uno de los países con más ancianos del mundo. Se estima que para el año 2050, más del 30% de la población estará por encima de los 65 años, de los cuáles más de cuatro millones estarán por encima de los 80 años, según confirma el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La soledad se define como carencia voluntaria o involuntaria de compañía, pero el concepto va mucho más allá. Es el sentimiento de pesar y/o melancolía que se padece por la ausencia, muerte o pérdida de alguien o algo querido. En muchas ocasiones, este sentimiento de tristeza suele desarrollarse en las personas mayores que dan por finalizados sus objetivos vitales. Es aquí dónde la inteligencia artificial juega un papel fundamental; el uso de robots y otros aparatos electrónicos son cada vez más utilizados para ayudar a las personas a lidiar con la soledad.

Es el caso de Hugo, un robot portugués especializado en el cuidado de personas mayores. Hugo se encuentra en Coimbra y ha sido desarrollado por científicos de la Universidad de Coimbra en colaboración con la Unión Europea. Este robot es todavía un prototipo pero se encuentra ya implantado en hogares como el de María Isabel Mendes Neto, la cual comenta lo útil que sería para ella “algo” que le ayudase a recordar cosas como dónde dejó sus gafas o si olvidó apagar el gas de la cocina.

El autómata  es capaz de distinguir a las personas y objetos; sintetizar voces y comprender palabras. Además, habla, reconoce las emociones y los sentimientos y actúa en función de ellos. No puede sustituir al trabajo que realizan las personas encargadas del cuidado de los ancianos, pero sí que puede ser un aliado contra la soledad. El objetivo de los científicos es que, en un futuro, Hugo haga de lazo común entre la familia, los amigos y el usuario final.

Robots como alternativa en el cuidado de personas mayores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *