Haz yoga en casa durante la cuarentena del COVID 19

Haz yoga en casa durante la cuarentena del COVID 19

Durante este confinamiento debido al COVID-19 muchas personas están descubriendo nuevos hobbies, están mejorando su alimentación ya que tienen más tiempo o están empezando nuevas disciplinas como es el yoga.

Esta práctica a parte de ser complementaria a la hora de hacer deporte también es perfecta para desconectar y relajar la mente.

El yoga es una disciplina que cultiva el bienestar físico y mental. Además, aporta a las personas con discapacidad múltiples efectos terapéuticos. Entre sus beneficios:

  • Tonifica músculos.
  • Ayuda a controlar la respiración, mejorar la capacidad pulmonar. Además de la resistencia y la flexibilidad.
  • Se crea una conexión muy personal, que ayuda a mejorar la confianza y autoestima.
  • Mejora la circulación sanguínea, a la vez que el control físico y emocional.
  • Facilita el descanso nocturno.

Yoga en silla de ruedas

Te proponemos practicar esta disciplina durante esta cuarentena. Siempre de forma segura, sin forzarse. Los beneficios son paulatinos al igual que la técnica. No te sobrepases, busca el límite de tu cuerpo, pero te hagas daño. Uno de los principios en yoga es la respiración. Se debe inhalar por la nariz y exhalar por la boca, la respiración debe ser larga.

Como se observa en la imagen, se debe levantar el brazo sobre la cabeza mientras se inhala. El brazo contrario descansa dando sostén. Exhalamos cuando el brazo estirado llega lo más lejos. Aguantamos esta postura 4 respiraciones. Tras esto, bajamos el brazo con lentitud y cambiamos el estiramiento con el otro brazo.

En la siguiente imagen una nueva asana (así se llaman las posturas en yoga) debemos inhalar mientras dirigimos la mano derecha a la pierna izquierda. A su vez el brazo opuesto se apoya. Exhalamos cuando giramos para mirar por encima de tu hombro izquierdo. Mantenemos esta asana 4 respiraciones. Luego vamos cambiando el cuerpo lentamente para hacer los mismos pasos en el lado opuesto.

En esta asana debemos tener cuidado y no forzarnos. Comenzamos inhalando mientras alargamos la columna vertebral estirando los brazos hacia arriba, tras esto, exhalamos inclinandonos hacia adelante desde la cintura. Colocando las manos en la silla de ruedas para apoyarnos. Mantenemos 4 respiraciones como en las anteriores asanas.

Sesión completa

Te proponemos seguir este vídeo de 15 minutos, es perfecto para principiantes. De nuevo, recuerda no debes forzar tu cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *