El foothand (fútbol en silla de ruedas) se pone de moda en Madrid

El foothand (fútbol en silla de ruedas) está de moda en Madrid

Imagen: Real Federación de Fútbol de Madrid

Los colegios de Madrid han comenzado a practicar una nueva modalidad deportiva: el foothand. Se trata de una práctica deportiva en la que los jóvenes manejan la pelota desde el antebrazo, con un prototipo de pie humano que permite regatear y golpear el esférico. El fútbol en silla de ruedas es mucho más que un deporte que se centra en lo meramente competitivo. Es una herramienta de inclusión, que enseña muchos valores a los jóvenes. Les enseña a ganar y compartir, desde abajo y en colectivo.

El foothand aspira a ser una modalidad deportiva que se practique a nivel nacional e internacional, donde se formen diferentes competiciones e, incluso, se llegue a competir en Juegos Olímpicos. Al fin y al cabo se trata de fútbol, desde una silla de ruedas. Es un deporte pensado para personas con discapacidad física o movilidad reducida, que se está promoviendo por institutos y colegios de Madrid.

Juan Ramón Mayor y San Miguel, de la Fundación Accesibilidad Universal,  cuenta que el foothand se inició como prueba en 12 colegios del área sur de Madrid, donde más de 853 alumnos pudieron practicarlo. Ninguno de los estudiantes tenía discapacidad. Tras probarlo, se realizó una encuesta a los jóvenes y las respuestas fueron más que positivas. “Nunca pensé en la dificultad de ver el mundo desde abajo”, dijo una joven sin discapacidad.

Los alumnos “logran empatizar con los problemas de otros jóvenes en los que no habían reparado antes, y no lo hubieran podido hacer de otro modo”, expresó Juan Ramón Mayor. Por ello, el foothand es mucho más que un deporte. Pues, sirve para que los jóvenes se pongan en la piel del otro, un hecho fundamental para asentar las bases de la integración y la inclusión. “No se trata solo de jugar. Niños con y sin discapacidad ven que no hay barreras. Se trata de apostar por un modelo de inclusión. El deporte da exigencia, da colaboración, da posibilidad de trabajar en equipo y les da ilusión”, explicó Luis García, director de un centro educativo.

Paco Díez, presidente de la Real Federación de Fútbol de Madrid, señaló que “el fútbol tenía una deuda pendiente con la discapacidad. No es un deporte adaptado y ahora, con el foothand puede ser inclusivo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *