España, el tercer país del mundo con más enfermos de Alzheimer

Alrededor de 46 millones de personas en todo el mundo son víctimas del Alzheimer. El aumento de la esperanza de vida (83 años) y la baja tasa de fertilidad (1,33 hijos por mujer) son las causas que explican el envejecimiento de la población española, así como que este país ocupe el tercer puesto en el ranking de prevalencia de esta enfermedad.

Según el último informe del Instituto Nacional de Estadística (INE), “Defunciones según la Causa de Muerte 2016“,  en España fallecieron a causa del Alzheimer 14.793 personas. Asimismo, siete de cada diez fallecidos fueron mujeres. La demencia ocupa el cuarto puesto entre las causas de muerte más habituales en el país. 

No existe un origen concreto que explique la aparición del Alzheimer. Sin embargo, se dice que esta enfermedad tiene un componente multifactorial; es decir, que hay varios factores de riesgo. 

La demencia es el síndrome que implica el deterioro de la memoria, el intelecto, el comportamiento y la capacidad para realizar actividades de la vida diaria

Así lo define la Organización Mundial de la Salud.
  1. La influencia genética: Si un familiar directo padece Alzheimer, el riesgo de desarrollarlo se acentúa de dos a cuatro veces. 
  2. La edad: Una persona de 85 años tiene el 50% de probabilidades de padecerlo.
  3. El sexo: Las estadísticas muestran que el número de personas con Alzheimer es mayor en mujeres que en hombres. Una de las causas que explica este acontecimiento es que las mujeres tienen mayor esperanza de vida que los hombres, pero estudios recientes demuestran que puede deberse a la presencia de genes concretos. Por qué hay más mujeres que hombres que sufren Alzheimer.
  4. Hipertensión Arterial: Está demostrado que reducir los niveles de presión arterial, tiene beneficios para prevenir el deterioro cognitivo y la aparición del Alzheimer.
  5. Antecedentes de traumatismo craneal: El traumatismo craneoencefálico provoca signos cerebrales parecidos a los de la enfermedad del Alzheimer. Traumatismo craneoencefálico y enfermedad de Alzheimer, nuevas evidencias
  6. El estilo de vida: Llevar una mala alimentación, una vida sedentaria, padecer obesidad y/o fumar son algunos de los factores que aumentan el riesgo de demencia.

Cuando el estado de la enfermedad es muy avanzado, las personas que lo padecen suelen necesitar una silla de ruedas que facilite su movilidad y comodidad; tanto del usuario, como de la persona encargada de su cuidado. La silla de ruedas “Kahlo” facilita la transferencia del usuario gracias a su innovador sistema grúa, -incorporado en la propia silla-, que favorece la salud del enfermo y reduce las lesiones provocadas en las cuidadoras.

El inicio del Alzheimer se produce mucho antes de lo que la gente piensa. Esta enfermedad presenta daños en el cerebro 15 o 20 años antes de que los primeros síntomas aparezcan. Es por esto, que muchos científicos centran sus investigaciones en fármacos que modifiquen la evolución de la enfermedad. Estos medicamentos se administrarían en la fase preclínica, retrasando así la aparición de los síntomas. Lo que significa que muchas personas no llegarían a mostrar los síntomas “visibles” de la enfermedad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *