¿Es la discapacidad un tema de todos?

Alrededor de 4 millones de personas en el mundo tiene algún tipo de discapacidad, según la encuesta ‘Discapacidad, Autonomía Personas y situaciones de Dependencia‘, realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La discapacidad representa el 8,5% de la población en España, y el 15% en todo el mundo. Entonces, ¿Cómo puede ser que la sociedad todavía se cuestione si la discapacidad es o no es un tema de todos?

Desde 2006, la Organización de las Naciones Unidas lleva a cabo una serie de medidas que promueven el respeto y la igualdad hacia las personas con discapacidad. Gracias a la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD), los Estados están obligados a cumplir una serie de condiciones que garanticen la igualdad de condiciones de las personas con diversidad. Medidas que no solo apoyan a las personas a las que representa, sino también a los familiares y amigos más cercanos.

La primera silla de ruedas con grúa del mundo: conócela

¿Quieres saber más sobre ella?
Entérate en el siguiente enlace

Por lo tanto, la discapacidad es un tema de todos. No algo que pertenezca a una minoría de personas, sino que es un asunto de extrema importancia para que se solucionen los problemas que aún existen. Problemas como la accesibilidad, la discriminación, la no igualdad de oportunidades etc… Es un trabajo de todos, y estos son algunos de los consejos que pueden ayudarte a ser más respetuoso con ellas.

  • Conoce los derechos de las personas con discapacidad y respétalos
  • Investiga sobre la discapacidad y los tipos de ella que existen
  • Se consciente de los problemas que atraviesan diariamente y si conoces a alguien a quien puedas ayudar, hazlo.
  • Consume artículos, reportajes y noticias para saber sobre la actualidad de este tema.
  • Respeta los sitios adaptados y exclusivos al uso de las personas con discapacidad (servicios, plazas de aparcamiento, plazas de asiento en el transporte público)
  • Hazte voluntario de una asociación para personas con discapacidad. Esta labor no solo ayuda a estas personas, sino que tu bienestar también se verá potenciado gracias a su compañía.
  • Elimina los estereotipos y prejuicios que tienes acerca de la discapacidad. Realmente, este es el primer paso que debe dar la sociedad para que la situación de las personas con discapacidad cambie.
  • Infórmate sobre qué cosas no debes hacer y como debes comportarte ante una persona con una discapacidad concreta. No le hables con un vocabulario infantil, ridículo, con un tono de voz alto. Las personas con discapacidad no son tontas.
  • Invita a otras personas a que se comporten de una forma responsable y adecuada ante las personas con discapacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *