Elementos básicos para adaptar un ascensor

La accesibilidad se está haciendo un hueco cada vez mayor en nuestra sociedad. La mayoría de las casas y de los edificios siguen sin estar adaptados a las necesidades de las personas con discapacidad. Actualmente, los bloques están obligados a tener unos requisitos mínimos que garanticen la accesibilidad a las personas con discapacidad.
El “ascensor” es el aparato fundamental que garantiza que los usuarios en silla de ruedas puedan entrar y salir de su vivienda siempre que quieran y sin dificultades.

Elementos que garantizan la accesibilidad

La cabina: Debe permitir entrar tanto al usuario en silla de ruedas como a su acompañante. Las dimensiones de la cabina dependen del número de puertas y de su disposición. La cabina debe contar con un pasamanos a una altura entre 95 y 105 cm, separado entre 45 y 55 mm de los paramentos verticales.

¿Quieres saber por qué “Kahlo” es la elección perfecta para ti?

Los botones del ascensor se situarán a una altura entre 90 y 120 cm, separados de las esquinas una distancia mínima de 40 cm. La información de los botones se presentará en un relieve contrastado y en braille. Estos deben tener un tamaño mayor de 2 cm. Bajo ningún concepto se instalarán pulsadores en bajo relieve y térmicos.

Los indicadores de parada o alarma deberán distinguirse del resto para evitar confusiones. Además, se incorporarán intercomunicadores visuales que garanticen la transmisión de información a las personas con problemas de audición o con limitación para la comunicación.

Las paradas serán señalizadas mediante un indicador sonoro o con información visual sobre la planta de las paradas inmediatas y otros movimientos como el sube y baja.

Las puertas del ascensor: Serán puertas automáticas de una anchura libre mínima de 90 cm y una altura libre mínima de 2,20 m, con un sensor de cortina. Es aconsejable utilizar zonas acristaladas en las puertas, puesto que así se facilita a las personas con dificultades auditivas el contacto con el exterior. 

Las zonas de embarque y desembarque: La zona de acceso tendrá unas dimensiones mínimas de 1,50 m por 1,50 m y estará totalmente libre de obstáculos. La zona debe estar señalizada mediante un pavimento táctil de acanaladuras paralelas a la puerta del ascensor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *