El empoderamiento de las personas con discapacidad

Hoy, 3 de diciembre, se celebra el “Día Internacional de las Personas con Discapacidad”. Fecha que nos recuerda la importancia de velar por los derechos de todas las personas, más incluso de aquellas que no pueden hacerlo por si mismas.

En España, casi 4 millones de personas presentan algún tipo de discapacidad, lo que supone el 8,5% del total de la población. Según el último estudio de personas con discapacidad realizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en uno de cada cinco hogares de nuestro país vive una persona con discapacidad. Además, los problemas de movilidad son el primer tipo de discapacidad, y el 74,0% de estas personas tiene problemas para realizar actividades básicas de su vida cotidiana.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el 3 de diciembre como el día internacional de las personas con discapacidad para defender sus derechos, así como para promover y fomentar la práctica de comportamientos más responsables  y solidarios. La ONU considera la discapacidad como una condición que afecta al nivel de vida de un individuo. Las personas con diversidad funcional tienen menos oportunidades laborales y académicas, así como mayor probabilidad de ser víctimas de violencia, abuso físico y/o mental -sobre todo aquellas que presentan discapacidad intelectual-. Es por esta razón, por la cual es importante concienciar a la gente de la importancia de fomentar una sociedad más inclusiva y justa, capaz de velar por los derechos de todos.

Empoderar a las personas con discapacidad y garantizar su integración e igualdad” es el lema que la ONU utiliza este año. La Agenda de Desarrollo Sostenible “2030” se compromete a “no dejar a nadie atrás”. La organización recuerda la importancia del empoderamiento de las personas con discapacidad para alcanzar los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS).

El empoderamiento de las personas con discapacidad

El problema de la discapacidad no es tenerla, sino las barreras que en pleno S.XXI se siguen planteando en nuestras calles. La medicina sí que ha evolucionado, pero parece ser que todavía quedan muchos estigmas por derribar en la mente del ser humano, ya que a menudo somos testigos directos de la discriminación y los prejuicios a los que tienen que enfrentarse estas personas. Es importante tener en cuenta a las personas discapacitadas, brindarles apoyo y ayuda, pero solo cuando sea necesario. A nadie le gusta que le menosprecien, y menos aún que otra persona le recuerde día tras día que tiene algo diferente al resto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *