El 81% de las empresas de España no cumple con la Ley de Inserción Laboral de Personas con Discapacidad

La inserción laboral de las personas con discapacidad ha evolucionado con el paso de los años. El 2016 fue un año de inflexión, ya que se incrementó el número de contratos de las personas con discapacidad en un 10% con respecto a los años anteriores. Sin embargo, las personas con discapacidad aún se encuentran en una posición discriminatoria en términos laborales. Las empresas todavía tienen muchos prejuicios relacionados con el rendimiento y la capacidad de su personal contratado.

El 81% de las empresas de España no cumple con la Ley de Inserción Laboral de Personas con Discapacidad (LISMI). Y es que por ley, cada empresa debe tener al menos un 2% de su plantilla compuesta por personas con discapacidad, siempre que en la plantilla haya más de 50 trabajadores. El Estado ofrece ayudas y prestaciones económicas a aquellas empresas que cuentan en con personas con discapacidad en sus plantillas. La tasa de desempleo de las personas con discapacidad es del 32,2%, ocho puntos por encima de la tasa de paro general.

Las empresas tienen que concienciarse y sensibilizarse. Todos los empleados deben de conocer las medidas de inserción laboral, para que la propia plantilla sea la que fomente el respeto y la cooperación. Por su parte, las instalaciones de la entidad deben ser totalmente accesibles. Si hay problemas de accesibilidad, no existe la integración y la inclusión por parte de la empresa. La accesibilidad es un aspecto fundamental para promover la inserción laboral. Por ello, todas las entidades deben cumplir con los parámetros de accesibilidad, que favorezcan la integración socio-laboral de las personas con discapacidad.

El Grupo SIFU es un gran impulsor de la integración socio-laboral de las personas con discapacidad. Es necesario cogerles el testigo, compartir su visión de trabajo. Una visión de trabajo que lucha por la inserción laboral de las personas más débiles laboralmente hablando. Es necesario fomentar la integración y la inclusión de las personas con discapacidad en todos los ámbitos, el laboral es uno de los más importantes. Por ello, hay que concienciar a la sociedad de que el rendimiento y la actitud de las personas con discapacidad es compatible con cualquier puesto de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *