La desinformación, uno de los principales factores que afectan al reconocer un Ictus

La desinformación, uno de los principales factores que afectan al reconocer un ictus

Los bulos pueden afectar de forma directa a aquellos pacientes que pueden padecer un Ictus. La prevención de esta enfermedad gracias a varios “remedios”, puede acabar siendo perjudicial para el afectado.

El ictus es una enfermedad cerebrovascular, esta afecta los vasos sanguíneos del cerebro. Cuando este vaso se rompe o tapona, debido a un coágulo o alguna partícula distinta. Impide el flujo de sangre, con glucosa y oxigeno que necesita. Esto afecta a las células nerviosas, y ante la falta de oxígeno dejan de funcionar o morir cuando pasan algunos minutos. A esta enfermedad también se le conoce bajo el nombre de embolia o trombosis, estos términos están mal usados ya que es la consecuencia del ictus.

Hay muchos factores que pueden aumentar las posibilidades de sufrir un ictus, algunos factores:

  • Edad: Los ictus suelen darse en personas mayor a 55 años. Aunque esto no quiere decir no se pueda dar a jóvenes.
  • Haber sufrido un ictus con anterioridad: aumenta las posibilidades de sufrir otro episodio.
  • Tener la tensión alta: La hipertensión arterial es un riego y puede desencadenarlo.
  • Fumar: Se ha comprobado que la nicotina y el monóxido de carbono afectan de distintas maneras el sistema cardiovascular. Además, es una medida de riesgo el consumo de tabaco si se toman anticonceptivos orales.

Pero también hay falsos mitos o prevenciones que, en vez de ayudar al paciente, impiden que mejore o puede agravar la situación. Como decidir no tomarse una medicación por “lo que me han dicho” o alimentos milagrosos en vez de las pastillas. Existen muchos bulos sin fundamento, es conocido el pinchar con una aguja incandescente en los dedos a la persona que padece algunos síntomas de ictus.

Es muy importante actuar de forma rápida si se cree que una persona está padeciendo un ictus. Entre los principales síntomas destaca la pérdida del habla y la inmovilidad de la mitad del cuerpo. Si se presentan ambos síntomas hay que llamar de forma inmediata al 112. Solo hay un 10% de personas saben actuar ante un ictus, según datos emitidos en la Unidad de Ictus del Hospital Clínico San Carlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *