Cómo cuidar de los adultos mayores

“Envejecer es como escalar una gran montaña; mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena”, dijo quien fuese guionista y director de teatro y cine sueco Ingmar Bergman. Las personas mayores esconden un tesoro lleno de aventuras, belleza y verdad. Por ello, hay que dejarles hablar, vivir, gritar, viajar y envejecer. En definitiva, hay que dejarles ser.

El pasado 1 de octubre de 2016 se celebró el Día Internacional de las Personas Mayores, bajo el lema Actuemos contra el edadismo. El objetivo de esta campaña era acabar con toda la discriminación por razones de edad, la cual causa una serie de perjuicios en las personas mayores.  Los ancianos se sienten excluidos y marginados debido al edadismo, que es la existencia de estereotipos y conductas discriminatorias hacia las personas en razón de su edad.

La depresión, la soledad y el aislamiento social son tres términos que aparecen en la mayoría de las personas de la tercera edad. Para combatir estos sentimientos hay que cuidar de los adultos mayores con amor, dedicación y paciencia. Pues, así se conseguirá que este colectivo no se sienta como una carga para la sociedad.

Hay que dejar hablar a las personas mayores, ya que tienen un pasado lleno de historias que contar. Dejarles vencer porque tienen la necesidad de sentirse seguros de ellos mismos. Dejarles ir a visitar, pues quieren revivir esa juventud que tuvieron. Dejarles contar, ya que se sienten felices cuando se les escucha. Dejarles vivir puesto que sufren cuando se les arrancan pedazos de sus vidas. Dejarles gritar porque los ancianos como los niños tienen derecho a la comprensión. Dejarles viajar para que sigan viviendo nuevas aventuras. En definitiva, dejarles envejecer con el mismo amor con el que se les deja crecer a los niños, pues todo es parte de la naturaleza. Dejarles ser, ya que tienen derecho a seguir sintiéndose parte de la sociedad, no son personas frágiles ni dependientes.

Con el paso de los años ha aumentado la esperanza de vida tanto de hombres como de mujeres y en muy poco tiempo España será una sociedad con un gran número de personas que superarán los 65 años. Por ello, hay que tomar conciencia sobre cómo tratar a la tercera edad. Una gran solución sería implantar una base cultural, la cual fomente la admiración, el cariño y el respeto hacia este colectivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *