“Cuando sueñas con algo, te apasionas; y ese algo está dentro de ti, siempre buscas la forma de sacarlo adelante”

Robert Vallejo (Santiago de Cali, 1986) es el CEO y Cofundador de ROIS Medical, empresa fabricante de la primera silla de ruedas con grúa del mercado. Este ingeniero industrial siempre había soñado con montar su propia empresa y ayudar así a miles de personas. Fue por eso, que en diciembre de 2013, mientras trabajaba en su Trabajo de Fin de Carrera, pensó que podría ser buena idea inventar una silla de ruedas con grúa. Tras ocho meses encerrado en casa, dedicado exclusivamente a pensar en su diseño, y hacer 120 prototipos diferentes; Robert Vallejo consiguió dar con la clave para diseñar la silla de ruedas Kahlo. Un producto, único en el mercado, diseñado para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y de sus cuidadores.

Pregunta: ¿Cómo se le ocurrió la idea de diseñar una silla de ruedas con grúa?

Respuesta: Surgió en un momento inesperado, en el que yo estaba haciendo mi proyecto de fin de carrera. Comencé haciendo una grúa, pero me pareció demasiada sencilla y la terminé muy rápido. Después, seguí con el diseño de una silla de ruedas bipedestadora, y fue entonces cuando se me vino a la cabeza la idea de una silla de ruedas con una grúa incorporada. Además, yo había tenido algunas experiencias personales; estuve cuidando de una chica con lesión medular, -que además era bastante alta-, y sabía lo costoso que era realizar la transferencia. Por lo tanto, ya conocía todas las necesidades y barreras que había que romper para hacer el cuidado del usuario mucho más seguro y eficiente.

“Fabricar una grúa de transferencia para el TFG me pareció demasiado fácil, por eso se me ocurrió la idea de crear una silla de ruedas con grúa” .

P: ¿Cómo fue el proceso de creación de la silla?

R: Hacer un diseño, ver que no funciona y volver a empezar, pero fue bonito el proceso. Yo lo recuerdo mucho porque me ayudó a tener esa capacidad de resiliencia y de no rendirme, de siempre intentar buscar una solución.

Primeros diseños de la silla.

” Fueron ciento veinte diseños y ciento diecinueve fracasos”.

P: ¿Cómo hacía la transferencia el primer diseño de la silla de ruedas con grúa?

R: Recuerdo que la grúa de la silla estaba situada en la parte delantera. Era un mecanismo de doble chasis que permitía hacer el giro de todo el sistema de grúa. Las primeras pruebas las hice yo mismo. Recuerdo que alquilé una silla de ruedas manual e hice un maniquí; cogí un pantalón, un pijama y lo cosí a un jersey, después lo rellené todo de espuma. Y con eso, yo simulaba las transferencias. Utilizaba mis manos como si fueran los propios reposa-brazos de la silla y hacía como si yo mismo fuera la grúa. Me pasaba horas y horas mirando y mirando para saber cómo podía hacerlo. Finalmente, fueron 120 diseños diferentes hasta que al final empecé a marcar los parámetros y decidí que debía hacer la transferencia por medio de un arnés, ya que es mucho más seguro para el usuario.  

P: ¿Cuándo decidió llevar su TFG a la constitución de una empresa?

R: Después de hablar mucho con la gente, y ver que el proyecto gustaba; no solo a gente de mi entorno, sino a personas que conocía muy bien el sector, decidí darle un valor comercial y le comenté la idea a Luis (Cofundador de ROIS Medical). Ambos pensamos un nombre, (ROIS surge de unir nuestras iniciales), y nos apuntamos al “SPRINT”, un programa de creación de empresas gestionado por el Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández.
En el concurso nos fue muy bien, pero trabajamos mucho, y no fue nada fácil, ya que allí llegamos con tan solo un diseño plasmado en un papel. No teníamos nada más ni sabíamos nada de empresas, pero allí fue donde nos “enfilaron” (como se suele decir) y nos pusieron a caminar. Aunque la idea de la silla con grúa era buena, teníamos que ver algo más importante; si se iba a vender o no. Entonces, con el calor de un pleno mes de agosto, salimos a la calle a hablar con usuarios y asociaciones de personas con discapacidad para contrastar la idea de que el producto podría tener valor comercial.

En el centro, Robert Vallejo y Luis Daniel Álvarez (ROIS Medical), ganadores de uno de los premios del Sprint de Creación de Empresas 2014

P: ¿En algún momento pensaste en tirar la toalla?

R: Sí, muchas veces; la vida te va poniendo muchas barreras y si tú no tienes esa mentalidad de superación es muy difícil seguir. Pero es mi sueño y me apasiona. Siempre he querido tener mi propia empresa. De pequeño, decía que quería fabricar maquinaria que ayudase a las personas a vivir mejor. Mi padre tenía un taller de muebles médicos, y eso comenzó a despertar mi espíritu. Cuando sueñas con algo, te apasionas con él y ese algo está dentro de ti; siempre buscas la forma de sacarlo adelante.

Robert Vallejo y el ingeniero mecánico, Ricardo Montoya, trabajando en el primer prototipo de la silla

P: ¿Qué es lo que diferencia la silla de ruedas Kahlo de las demás?

R:  La silla de ruedas está pensada para que el usuario pueda ser posicionado en cualquier tipo de superficie (cama, camilla, váter, etc.). El mecanismo de grúa que tiene incorporado sirve para que el cuidador ayude con la transferencia y no sufra lesiones, por lo que está diseñado para usuarios y cuidadores. Esto es lo que hace que Kahlo sea mucho más versátil que otras sillas del mercado. Asimismo, también incorpora un sistema de elevación de asiento para situar a la persona a la altura deseada.

La silla de ruedas Kahlo aporta seguridad y estabilidad al usuario en toda la transferencia.

Más información sobre la silla de ruedas eléctrica Kahlo

P: ¿De dónde viene el nombre de la silla de ruedas Kahlo?
R:
Nosotros buscamos que el nombre de nuestros productos refleje nuestra esencia. Entonces nos pusimos a buscar nombres de personas que hubieran hecho algo positivo por la sociedad. Además, como “silla de ruedas” es un nombre femenino, pensamos en mujeres como Calcuta, Marie Curie o Frida Kahlo; y finalmente nos decidimos por la última.
Frida Kahlo fue una mujer que luchó por los derechos de las mujeres, la igualdad y la inclusión, y lo hizo de una forma que no se había hecho nunca. Ella no era activista, nunca dijo una sola palabra, no estuvo en una sola manifestación ni hizo una sola pancarta. Simplemente era ella; una mujer natural, apasionada, que no se dejaba llevar por los estereotipos en una sociedad patriarcal y machista. Entonces, a través de ella misma logró mandar un mensaje al mundo.
Ella luchó contra la adversidad toda su vida: nació con espina bífida, poliomielitis y tuvo un accidente que la postró en la cama durante mucho tiempo, pero ella siempre tuvo una actitud positiva. Tiene una frase que me gusta mucho: “Pies para qué los quiero si tengo alas para volar”. Nos encanta el espíritu alegre y fuerte de Frida Kahlo. Creemos que transmite los valores de la empresa.

” Queremos que nuestros productos reflejen la esencia de la empresa. Por eso, buscamos nombres de personas que han hecho algo por la sociedad; y los valores de Frida Kahlo nos representan”.

P: ¿Cómo se realiza el movimiento de transferencia con la silla de ruedas Kahlo?

R: La silla de ruedas tiene un sistema grúa que contiene unos antebrazos abatibles. Digamos que esta es la parte más innovadora de la silla, y esto fue algo que al principio me llamó mucho la atención. Esa idea sí que se mantuvo desde el primer diseño hasta el día de hoy. Sin embargo, lo que si ha variado mucho ha sido la forma de hacer la transferencia. Actualmente, se hace mediante un sistema de giro; con una posición adecuada de la silla con respecto a la espalda de la persona situada en la silla, se realiza el giro, y esa persona puede quedar directamente acostada en la cama o en cualquier otra superficie.

Movimiento de transferencia con la silla de ruedas Kahlo

“De pequeño, decía que quería fabricar maquinaria que ayudase a las personas a vivir mejor

P: ¿En qué fase se encuentra la silla?

R: Actualmente estamos recibiendo todos los componentes para empezar la fabricación. Siempre he pecado de optimista, en lo que se refiere a tiempos, pero ese es el optimismo del emprendedor. El proyecto se ha ido retrasando poco a poco por “X” motivos o falta de financiación. Finalmente, constituimos la empresa en el año 2015 y estuvimos mucho tiempo desarrollando el producto, haciendo las certificaciones en Europa y con la parte de mercado, que nunca hemos abandonado. Actualmente estamos con la fabricación de las primeras unidades, y el objetivo para finales de año es tener las primeras unidades vendidas.

P: ¿Cuál es el lema de ROIS?

R: “Cuida tu salud, cuida de ellos”. Está enfocado a mejorar la calidad de vida de las personas que usan la silla de ruedas, pero también la de sus familiares. Yo viví en primera persona lo de cuidar a otra persona, y se lo difícil que es hacerlo bien. A veces, puedes lastimar a la otra persona sin querer y da mucha impotencia. Por eso, siempre buscamos mejorar la calidad de vida del entorno.

El equipo de ROIS Medical en sus oficinas de Elche

P: ¿Cuál es el siguiente paso de ROIS Medical?

R: Bueno como todas las empresas tenemos que vender para poder mantenernos. Entonces, ahora queremos continuar con nuestro plan de marketing: consolidarnos a nivel nacional y empezar a expandirnos a otros países europeos como Francia y Portugal; y ya después a Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *