Costa Rica cuenta con la primera playa de accesibilidad universal de Centroamérica

El turismo accesible es una de las premisas de Costa Rica. De ahí, la inauguración de una pasarela de 63 metros de extensión en la Playa Jacó. Esta nueva estructura está fabricada con plástico reciclado y permite el acceso de sillas de ruedas al mar. La inauguración de esta nueva pasarela tuvo lugar en el Día Mundial de la Cero Discriminación. Sirvió de claro ejemplo del modelo de gestión que emplea Costa Rica destinado a las personas con discapacidad.

La construcción de la pasarela ha sido gracias a la recolección de 420.000 tapas de plástico y 521 kilos de bolsas de plástico. Entre ambas cantidades suman un total de 1.361 kilos de plástico reciclado que conforman la infraestructura recientemente inaugurada. La playa Jacó es uno de los principales atractivos del Pacífico Medio y uno de los destinos más visitados por los turistas nacionales y extranjeros.

Para que una playa cuente con la condición de accesible íntegramente debe permitir el acceso y disfrute de toda la población, contar con aparcamientos reservados para personas con discapacidad, estar situada cerca de un itinerario de transporte público adaptado y, además, disponer de rampas de acceso conectadas a pasarelas así como pasarelas que lleguen prácticamente a la orilla del mar.

La playa debe contar con personal de apoyo capacitado para resolver cualquier tipo de problema o dificultad que sufra un turista. Así como servicios sanitarios, vestuarios, duchas adaptadas, sombrillas o zonas de sombra, sillas de ruedas y muletas anfibias, material de flotación, etc.

El Alcalde de Garabito, localidad donde se encuentra la playa de Jacó, explicó que “para la Garabito es un hito que marca el punto de partido de un compromiso de ampliar infraestructuras locales con una visión universal, para facilitar la accesibilidad de las personas con discapacidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *