Consejos para realizar movimientos de transferencia (Parte II)

Consejos para realizar movimientos de transferencia (Parte II)

Los movimientos de transferencia se pueden realizar de diferentes maneras. Pues, hay usuarios que son capaces de realizarlos de forma independiente o con ayuda de otra persona. Sin embargo, también hay casos donde los movimientos de transferencia se deben de hacer con algún tipo de ayuda técnica, como una grúa de transferencia.

La silla de ruedas Kahlo incorpora un mecanismo de grúa, que permite realizar el movimiento de transferencia, de un modo más cómodo y seguro, en cualquier momento y lugar que se desee. De esta manera, el usuario y el cuidador podrán realizar el movimiento de transferencia en la residencia del usuario, en cualquier lugar de hospedaje durante un viaje, en casa de cualquier familiar o en cualquier baño adaptado de un sitio público.

Para realizar los primeros movimientos de transferencia es necesaria la supervisión de una tercera persona. Y es que, puede llegar el momento en el que se necesite su ayuda. Lo más habitual es que los primeros movimientos de transferencia se efectúen por terapeutas ocupacionales. Así, los cuidadores o familiares verán cómo realizar dicha acción.

A la hora de realizar el movimiento de transferencia, hay que tener en cuenta una serie de aspectos:

  • La superficie donde se va a situar al usuario, ya que debe estar a la misma altura que el asiento de la silla de ruedas.
  • Situar la silla de ruedas de forma adecuada, junto a la superficie donde se situará al usuario.
  • Frenar la silla de ruedas antes de comenzar a realizar el movimiento de transferencia.
  • Hay que tener cuidado con apoyarse en las partes móviles de las sillas de ruedas. Pues, su inestabilidad pueden provocar accidentes.
  • Quitar o no el reposapiés dependerá de las condiciones y necesidades del usuario a la hora de realizar el movimiento de transferencia.

En relación al movimiento de transferencia, se consideran tres grupos de usuarios:

  1. Personas sin fuerza o movilidad en una pierna y un brazo del mismo lado.
  2. Personas con fuerza y movilidad conservada en brazos y no conservada en piernas.
  3. Personas sin fuerza y movilidad en piernas y limitada en brazos.

En este artículo hablaremos del Grupo 2: Personas con fuerza y movilidad conservada en brazos y no conservada en piernas.

Siempre hay que tener en cuenta las consideraciones generales mencionadas anteriormente, sea el usuario del grupo que sea. Además, para las personas que pertenecen al grupo 2 hay que tener en cuenta una serie de aspectos diferentes al resto:

  • Colocar la silla de ruedas ligeramente girada junto a la superficie donde se situará el usuario.
  • Frenar la silla de ruedas.
  • Llevar cuidado con las piernas a la hora de hacer la transferencia desde cualquier superficie a la propia silla de ruedas.
  • Manejar adecuadamente la ropa. De otro modo, puede provocar problemas durante el movimiento de transferencia.
  • Llevar especial cuidado con el movimiento de transferencia a la zona de ducha.
  • Controlar la temperatura del agua, ya que hay usuarios que tienen afectada la sensibilidad.
  • Para la transferencia a la zona de ducha, es aconsejable la presencia de una segunda persona, que pueda prestar su ayuda en caso de necesidad.
  • Para realizar el movimiento de transferencia desde cualquier superficie hasta la silla de ruedas, llevar especial cuidado con las piernas. Lo recomendable es que se muevan con las manos y se coloquen sobre el reposapiés de la silla de ruedas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *