Consejos para interactuar con personas que tienen limitada su actividad

Muchas personas creen que tienen que tratar de forma diferente a las personas con movilidad reducida. Algunos piensan que si el usuario tiene limitados sus movimientos, seguramente también necesite ayuda para realizar otras acciones o actividades, como escuchar, hablar, entender o incluso socializar. Sin embargo nada de esto es cierto, ya que se debe tratar de igual forma a las personas con discapacidad, así como a las que no la tienen. La sobre-protección, la dependencia, la subestimación; o por el contrario, el rechazo y la discriminación, son factores que no benefician a nadie.

El único requisito que debe cumplirse a la hora de interactuar con personas que tienen limitada su actividad es el mismo que debe tenerse con personas sin discapacidad. Es decir, el respeto.

Aunque como se ha mencionado anteriormente, el respeto es esa condición infranqueable en una conversación, también hay otros consejos que se pueden tener en cuenta a la hora de comunicarse con personas que tienen limitada su actividad.

-Lo primero de todo es eliminar todos aquellos prejuicios y estereotipos existentes frente a las personas con discapacidad, como por ejemplo que no están sanas o que son “menos” merecedoras de ciertos derechos que tú.

Evitar el uso de términos como minusválido, discapacitado, lisiado u otros conceptos más groseros.

Lenguaje correctoLenguaje que se debe evitar
Persona con discapacidad/ persona con diversidad funcionalEl/la discapacitado/a, minusválido/a, disminuido/a; lisiado/a
Persona sin una discapacidadPersona normal, persona saludable, persona sana
Persona con discapacidad intelectualPersona retardada, lenta, tonta, imbécil, estúpida, boba, defectuosa, retrasada, con problemas, especial
Persona con una discapacidad emocional, persona con una discapacidad mentalDemente, loca, sicótica, maníaca, tarada, chiflada
Persona que tiene dificultad para oírPersona con audición deteriorada, persona que sufre de pérdida de la audición
Persona que es ciega/persona que tiene problemas de la visiónCiega
Persona que tiene un trastorno de la comunicación, que no puede hablar o que utiliza un aparato para hablarMuda, tonta, estúpida
Persona que usa una silla de ruedasPersona confinada a una silla de ruedas, persona postrada en una silla de ruedas
Persona con una discapacidad físicaPersona con epilepsia o trastornos convulsivosTullida, lisiada, paralizada, deforme, inválida, espástica
Persona con esclerosis múltipleAfligida por EM, que sufre de EM
Persona con parálisis cerebralAfligida por parálisis cerebral, víctima de parálisis cerebral
Persona de baja estaturaEnano
Persona con síndrome de Down
Mongólico

Tabla diferenciadora entre lenguaje correcto e incorrecto frente a personas con diversidad funcional.

Evitar siempre el paternalismo o el proteccionismo excesivo. Esto no significa que no se deba prestar ayuda a personas con movilidad reducida, pero siempre y cuando sea necesario o esta nos la pida.

Se debe ser paciente. Recuerda que algunas personas necesitan más tiempo que otras para realizar ciertas cosas. Deja el tiempo que sea oportuno.

La pena, el rechazo o la lástima son sentimientos producidos por el padecimiento de alguien. Sin embargo recuerda que no se “sufre” discapacidad, sino que se tiene o no se tiene. Las personas con diversidad funcional tienen normalizada su situación y no es bueno considerar a esta como una enfermedad. Por eso no debemos compadecernos de ellas, sino respetarlas y normalizar con ellas la situación.

Si caminas junto a una persona con muletas o que camina despacio, lo más correcto es adaptar tu paso al suyo.

-Cuidado con los empujones o pisotones, pero si esto ocurre, no pasa nada. A todos nos han dado un pisotón alguna vez.

-Si acompañamos a una persona con prótesis o que se desplaza en silla de ruedas, no es buena idea captar la atención demasiado tiempo en estos utensilios, pero tampoco desviar la vista todo el tiempo.

-Si el usuario va en silla de ruedas y quieres conversar con él, debes situarte a la misma altura. A poder ser, sentados.

La silla de ruedas eléctrica Kahlo cuenta con un mecanismo de elevación de asiento que asegura el bienestar del usuario en cada momento. Este sistema permite ajustar la altura del usuario, elevándolo tanto como él prefiera. Perfecto para alcanzar objetos, llegar a un mostrador y/o para mantener una conversación con personas más altas o que no usan una silla de ruedas.

Más información sobre la silla de ruedas eléctrica “Kahlo”

-Si la persona con movilidad reducida va acompañada de la persona encargada de su cuidado, debemos dirigirnos al usuario, nunca al cuidador.

-Nunca se debe empujar la silla de ruedas sin el consentimiento del usuario. Es su medio de transporte y quizá mucho más que eso, su compañero de vida. ¿Qué pensarías si un desconocido, sin ni si quiera pedir permiso, cogiera tu coche?

Más información sobre cómo interactuar con personas que tienen limitado el movimiento (EuropaPress).

Leer artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *