Consejos básicos para una buena postura en silla de ruedas

La postura correcta en silla de ruedas varía en cada persona. Pues, cada usuaria o usuario de silla de ruedas tiene unas características y necesidades diferentes, que afectan directamente a su postura adecuada en silla de ruedas. Este aspecto es primordial para aquellas personas que sean usuarias de sillas de ruedas, ya que repercute en su comodidad y en su salud. Una buena postura reduce la presión en nalgas, muslos, zonas cervicales y lumbares.

La postura está directamente relacionada con el esfuerzo que realiza la persona usuaria de silla de ruedas. Y es que, con una correcta postura tendrá que hacer menos esfuerzos, ya que llegará mejor a los aros de las ruedas y evitará presiones en los tendones de las articulaciones de los brazos. La silla de ruedas también tiene mucha repercusión para una buena postura. Por lo que, es importante asegurarse de que la silla de ruedas se ajusta a la persona usuaria y proporciona un buen soporte postural para cada parte de su cuerpo.

  • Estabiliza la pelvis: La base de una correcta posición corporal es la pelvis. Para ello, debe contar con un asiento adecuado, acorde a sus características y necesidades. Pues, la profundidad del asiento asegura que estés sentado en la silla de ruedas hacia atrás, con el peso extendido uniformemente por los muslos y glúteos.

El cojín de asiento de la silla de ruedas Kahlo es personalizable, para que se ajuste correctamente a las necesidades y características de cada persona usuaria de sillas de ruedas. De este modo, se garantiza una correcta, cómoda y saludable postura en silla de ruedas.

  • Estabiliza la curva ‘S’ de la columna vertebral: Se debe de sentar derecho, con los hombros retraídos y con la seguridad de no desplomarse ni balancearse hacia ningún lado.
  • Apoya los pies: Los pies proporcionan estabilidad a la pelvis. Para ello, debe verificar la altura y la posición de los reposapiés. De modo que, la altura coloque las piernas y la pelvis en un ángulo recto.
  • Apoya los brazos: Descansa los músculos de los brazos. Apoya los brazos en el reposabrazos, previamente regulado en una posición y altura adecuada para ofrecer una postura adecuada.
  • Centra tu cabeza: La cabeza debe estar siempre en posición vertical, con la barbilla ligeramente inclinada. Si no puedes mantener la postura central de tu cabeza, es necesario contar con un soporte para la cabeza o el cuello.

De este modo, la postura correcta en una silla de ruedas es la siguiente:

  • Hombros relajados y brazos libres.
  • Glúteos en la parte trasera del asiento, pegados al respaldo.
  • Rodillas en paralelo, en ángulo recto y ligeramente separadas.
  • Piernas apoyadas en el reposapiés.
  • Pies libres y en paralelo al suelo.
  • Pelvis con mínima inclinación, para evitar que se produzcan balanceos y movimientos bruscos.
  • Cabeza recta, con una leve inclinación hacia abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *