Cómo conseguir la tarjeta de aparcamiento adaptado

La concesión de las tarjetas de aparcamiento para personas con diversidad funcional depende de los Ayuntamientos y Comunidades Autónomas de toda España. Sin embargo, existen unas condiciones mínimas que se deben cumplir para su aprobación y utilización.

  • Tener un grado de discapacidad reconocido de forma oficial de al menos un 33%. El certificado de discapacidad es el documento oficial que acredita la condición legal de una persona con diversidad funcional. Se puede conseguir presentando la documentación necesaria al centro de Servicios Sociales del Ayuntamiento.
  • Baremo de movilidad positivo. Presentar un baremo de movilidad positivo indica que se tiene alguna dificultad a la hora de utilizar el transporte público. Este está relacionado con el Certificado de Discapacidad.

Artículo sobre baremo de movilidad: ¿Qué es el baremo de movilidad?

  • Presentar, en el mejor ojo, una capacidad visual igual o menor al 10%. Lo que significa que la persona tiene dificultades para realizar las actividades cotidianas de la vida. Y esto, limita la participación plena y activa del usuario en la sociedad.
  • Las personas encargadas del transporte colectivo de personas con diversidad funcional también podrán optar a su utilización.
  • Personas que presentan algún tipo de incapacidad laboral. Por ejemplo, pensionistas por incapacidad permanente en grado total, absoluto o gran invalidez. Asimismo, también podrán optar a la tarjeta de aparcamiento adaptado aquellas personas que reciban una pensión de jubilación por incapacidad permanente para el servicio.

Lo más destacado

La regulación y el uso de la tarjeta de aparcamiento para personas con diversidad funcional es común en todo el territorio español. Sin embargo, se debe tener en cuenta que en algunos municipios se encarga el Ayuntamiento, mientras que en otros son las Comunidades Autónomas las que se hacen cargo de la gestión.

La tarjeta de aparcamiento sirve para aparcar en las zonas habilitadas para su uso. Estas plazas se encuentran en todas las ciudades, y suelen situarse cerca de los órganos públicos, supermercados, centros comerciales y otros lugares de ocio. Si eres el titular de una de estas tarjetas, podrás acudir a tu Ayuntamiento y pedir que instalen una de las plazas accesibles cerca de tu domicilio o lugar de trabajo.

-La concesión de esta tarjeta te permitirá estacionar en zonas de carga y descarga, paradas de transporte público y zonas de aparcamiento de estacionamiento limitado. En caso de que recibas una multa por estacionar en uno de estos lugares, podrás acudir a la Jefatura de Tráfico y recurrir la denuncia, justificando la situación y haciendo presencia de tu Certificado de Discapacidad.

-La tarjeta es personal e intransferible, pero cualquier usuario puede utilizarla siempre y cuando el beneficiario de esta viaje con él. También puede ser utilizada en cualquier vehículo.

-La duración de la tarjeta de aparcamiento adaptado es de diez años -salvo excepciones marcadas por la ley- y se debe renovar pasado el tiempo de activación.

Real Decreto 1056/2014, de 12 de diciembre, por el que se regulan las condiciones básicas de emisión y uso de la tarjeta de estacionamiento para personas con discapacidad.

¿Conoces la silla de ruedas Kahlo?

Kahlo es una silla de ruedas eléctrica de transferencia hecha para facilitar el día a día de las personas con diversidad funcional y sus cuidadores. Con su innovador sistema grúa, incorporado en la propia silla, Kahlo hace mucho más sencillo el trabajo del cuidador. Ya que la grúa reduce el riesgo de padecer úlceras y escaras, fruto de las transferencias, en un 70%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *