Casi 100.000 persona que viven en España no salen nunca a la calle por falta de accesibilidad

El estudio ‘Movilidad reducida y accesibilidad en el edificio’ ha presentado la cruda realidad de muchas personas con discapacidad que viven en España. Un 45% de los 2,5 millones de personas con movilidad reducida de nuestro país está varios días sin salir a la calle. Esta es una de las principales conclusiones del análisis elaborado por la Fundación Mutua de Propietarios, en colaboración con la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE).

Según el informe, el 43% de las personas con movilidad reducida pasa varios días seguidos sin salir de casa. El principal motivo es la falta de accesibilidad del edificio en el que residen. Pues, el 33% considera que saldría de casa con más frecuencia en caso de que su edificio fuese accesible. “En ocasiones, el hogar se convierte en una cárcel para las personas con movilidad reducida dada la dificultad para poder entrar o salir, encontrándonos con personas que se encuentran prisioneras en su propia casa por falta de accesibilidad en su propio edificio”, afirma la directora de la Fundación Mutua de Propietarios, Laura López Demarbre.

Por otro lado, el presidente de COCEMFE, Anxo Queiruga, focaliza la atención en que es imprescindible que las personas con discapacidad sean autónomas, para que puedan participar en igualdad de condiciones y ejercer su “derecho a la educación, al empleo o al ocio”. La accesibilidad es fundamental para lograr este hecho. Y es que, la accesibilidad es un derecho de todos y para todos.

El estudio presenta otro dato demoledor. Un 60% de los encuestados tienen problemas de movilidad sin ser usuarios de silla de ruedas y el 38% utiliza silla de ruedas manual o eléctrica. “La importancia de este dato radica en que, si la persona propietaria es usuaria de silla de ruedas, la necesidad se detecta de una forma más clara. Sin embargo, nos encontramos con personas mayores o personas con discapacidad orgánica que no pueden bajar las escaleras, ante la negativa de las comunidades de vecinos/as que no detectan la necesidad inmediata”, explica Queiruga.

La legislación vigente recoge que las comunidades de propietarios tienen la responsabilidad de garantizar la accesibilidad en el edificio. Al hilo, el informe desvela que las comunidades con mayor número de vecinos, son los que, en menor medida, han realizado acciones en favor de la accesibilidad.

Por ello, la Fundación Mutua de Propietarios y COCEMFE solicitan la creación de un Fondo Estatal por la Accesibilidad Universal. Ambas entidades afirman que “es imprescindible que se establezcan ayudas específicas para todas las comunidades vecinales que deban afrontar obras de accesibilidad para garantizar el derecho a una vida independiente”:

En base al informe ‘Movilidad reducida y accesibilidad en el edificio’, un 22% de las personas con movilidad reducida ha tenido que cambiar de casa alguna vez, debido a las diferentes limitaciones que padece para desplazarse, tanto dentro como fuera de casa en su mismo edificio.

Esta falta de accesibilidad afecta directamente a la autonomía y el estado de ánimo. El estudio afirma que un 60& de las personas con movilidad reducida se sienten mal con ellas mismas, un dato que se acentúa en las personas mayores de 70 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *