Brandeburgo, una ciudad alemana construida desde la accesibilidad

A poco menos de una hora de la capital alemana de Potsdam, se encuentra Brandeburgo. Una ciudad alemana con más de dos millones de habitantes, que cuenta con itinerarios y monumentos históricos accesibles. Esta ciudad no ha adaptado algunos de los lugares turísticos con el paso del tiempo, sino que parece haber sido construida desde el ámbito de la inclusión. Brandeburgo es una de las ciudades más accesibles de toda Alemania.

¿Dónde alojarse?

La ciudad alemana cuenta con un hotel con más de 100 habitaciones adaptadas para personas con movilidad reducida. El hostal SeeHotel Rheinsbergestá compuesto por diferentes edificios, los cuáles son de diferente color, ambientados según la temática de las regiones alemanes. Las diferentes tonalidades que componen el Rheinsberg ayudan a las personas mayores o con discapacidad visual a orientarse y encontrar sus habitaciones con mayor facilidad. Los ascensores del hotel, por su parte, utilizan para sus botones el sistema braille, así como una alarma sonora que avisa de la planta a la que se dirige el visitante.

El hotel suele albergar a muchas personas con discapacidad, debido al gran tamaño de sus instalaciones y su completa adaptación. Dispone de un área de ocio y relax en la que poder jugar a los bolos, tomarse un refresco en el bar, bailar en su discoteca o ponerse en forma utilizando su gimnasio accesible. El SeeHotel Rheinsberg dispone también de una piscina a la que se puede acceder en silla de ruedas.

Vídeo silla de ruedas Kahlo

Lugares que merece la pena visitar

  • Palacio Rheinsberg
    El Castillo de Rheinsberg está situado en la localidad de Rheinsberg, a unos 120 kilómetros de Brandeburgo. El Palacio, rodeado por las impresionantes vistas del lago Grienerick, fue la residencia del rey prusiano, Federico el Grande desde 1736 hasta 1740. En él, se puede disfrutar de presentaciones musicales y de teatro. Además, en él se encuentra el Museo de Literatura del escritor Kurt Tucholsky. Un lugar emblemático con siglos de historia, y el cuál está plenamente adaptado para el disfrute de personas con discapacidad. El Palacio también cuenta con audioguías.
  • Paseo en barco
    Otra gran idea para ver Brandeburgo es disfrutar de un paseo en barco por el lago GrienerickSee, el cuál forma parte del parque natural Stechlin-Ruppiner Land. En el embarcadero de GrienerickSee hay barcos que están adaptados para que las personas en silla de ruedas puedan moverse con facilidad. El barco cuenta con rampa para subir, baños accesibles, cafetería, y una terraza descubierta en la terraza superior. A la cual, se puede acceder sin problemas con ayuda de una plataforma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *