Amistad en residencia de mayores

Amistad en residencia de mayores

Los expertos cuentan que la amistad en la residencia de mayores está poco analizada. Sin embargo, hay estudios que revelan que más de la mitad de las personas mayores, que no viven en una residencia de mayores, sí muestran sentimientos de soledad. Un estudio de William Chopik, profesor asistente de psicología en la Universidad Estatal de Michigan, señala que la amistad es un factor que beneficia directamente a la salud y la felicidad de las personas mayores. Por ello, en una sociedad que cada vez es más envejecida, la amistad entre las personas mayores cobra especial valor.

El profesor William Chopik se basó en dos estudios para realizar su investigación. En el primer análisis trabajó con 270.000 personas mayores de 100 países diferentes. El segundo lo enfocó en 75.000 personas mayores de EEUU. La conclusión que llamó la atención del profesor en psicología fue que la relación con amigos tiene, en muchos casos, más beneficios que las relaciones con la familia.

Personas mayores en España

Hoy en día, en España la población mayor de 64 años (18,6%) supera a la población menor de 18 años (17,9%). No todo queda aquí. Y es que, el Instituto Nacional de Estadística (INE) prevé que en 2066 habrá más de 14 millones de personas mayores. Es decir, un 34,6% del total de la población española. A raíz de estos datos, ¿pensáis que la amistad entre las personas mayores tiene un valor especial? ¿Ganará importancia con el paso de los años?

Todos estos datos y previsiones promueven iniciativas en las residencias. A principios del año 2000, se adoptó la primera medida de residencias en régimen de cooperativa y gestionada por sus propios usuarios. Se trata del Residencial Santa Clara, en Málaga, que se fundó con la intención de ofrecer los medios necesarios para que las personas mayores autogestionen su propio futuro.

Con el paso de los años, han surgido más iniciativas de esta índole. Trabensol, en Torremocha del Jarama (Madrid), es una residencia cooperativa, que nació de un grupo de amigos que siendo jóvenes se negaban a pensar en una vejez sedentaria. “En Trabensol, somos conscientes de la seguridad que da y lo feliz que uno se siente por haber ampliado de forma voluntaria el ámbito de la familia”, expresa a Público Jaime Moreno de 82 años, uno de los fundadores de la cooperativa.

“Lo que estamos ahora construyendo es una de las etapas más interesantes y más ricas, la convivencia, porque tiene muchas particularidades. Convivir con la familia tiene sus complejidades, pero vivir entre amigos, también, aquí estamos juntos 24 horas al día”, señala Jaime Moreno. Este tipo de proyectos combaten la soledad y el aislamiento, para fomentar la participación y el empoderamiento de las personas mayores. Como bien define Jaime Moreno “con los amigos se comparte vida, y eso no puede quedar relegado en las edades más jóvenes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *