Alternativas al uso de pajitas de plástico para no contaminar

España es uno de los países que consume mayor número de pajitas de plástico en Europa. El problema no es este, sino que después de su uso, 13 millones de cañitas se van a la basura todos los días, así sin más; sin reciclar, ni tener la oportunidad de ser reutilizadas.

“España tiene el triste récord de ser el país europeo que más pajitas usa por habitante y año, unas 110”, afirma el movimiento Greenpeace.

Las organizaciones medioambientales llevan años advirtiendo del peligro que supone seguir generando basura de forma incontrolada. Si el nivel de contaminación sigue avanzando como hasta ahora, para el año 2050, todo habrá acabado: el deshielo de los polos será una realidad, y como consecuencia; la temperatura ambiente de la tierra será de 50º, cosa que ningún ser humano soportaría durante mucho tiempo.

¡La primera silla de ruedas con grúa del mundo ya es una realidad!

“Un absorbente totalmente innecesario y prescindible en el 99,99% de los casos”, defiende Greenpeace.

Está claro que erradicar el uso de cañitas de plástico no mantendrá los polos congelados, ni paralizará el cambio climático, ni salvará a los osos polares, pero por algo hay que empezar, ¿no?

Además, en este tipo de circunstancias lo más importante es concienciar a la sociedad de que hay un problema real, de que hacer como si no pasara nada no cambiará la situación, así como plantear soluciones y alternativas que aunque no vayan a devolver al planeta toda su salud, al menos hagan más lento el cambio climático.

Las pajitas de plástico terminan contaminando los océanos, matando a los animales que viven allí.

Greenpeace califica las pajitas de plástico como objetos insignificantes y carentes de utilidad, que solo están ahí para generar residuos que afectarán negativamente a la salud de la Tierra. Además, el movimiento afirma que las cañitas de plástico se podrían evitar en el 99,99% de los casos.

Sin embargo, ¿qué ocurre con ese 0,01 de situaciones en las que sí son imprescindibles? Nos referimos a personas que necesitan las pajitas para cosas tan básicas como ingerir bebidas y/o alimentos. Personas que por alguna circunstancia o situación de discapacidad tienen limitado el movimiento en sus extremidades, por lo que solo pueden comer y beber con ayuda de estos objetos.

Pues bien, no hay de qué preocuparse, ya que existen alternativas no contaminantes. Además, la calidad de vida de las personas y el bienestar del planeta tierra no tienen porqué ser conceptos diferentes, ya que el objetivo no es eliminar las pajitas de la faz de la tierra, sino suprimir el uso de aquellas que estén hechas de materiales contaminantes para el medio ambiente.

Alternativas al uso de pajitas de plástico

  1. Pajitas de bambú: Este tipo de absorbente es una de las mejores opciones, ya que está hechos de tallo de bambú y además no lleva ningún elemento nocivo para la salud.
  2. Pajitas de papel: Son cañitas desechables, pero que aguantan lo suficientes como para no romperse en el vaso. Aunque quizá no sean las más recomendables para usarlas con alimentos calientes.
  3. Pajitas de acero: El acero es un material resistente, seguro y fácil de lavar. Por lo que es perfecto tanto para su uso con alimentos y bebidas a todas las temperaturas.Además, una pajita de acero cabe perfectamente en el bolso y puede durar bastante tiempo.
  4. Pajitas de vidrio: Este modelo de pajitas se ha puesto muy de moda, y cada vez hay más empresas que las fabrican. Pero cuidado, si finalmente te decantas por usar cañitas de este material, las pajitas de vidrio curvo son más fáciles de utilizar que las rectilíneas.
  5. Pajita biodegradable a base de aguacate: Parece que las empresas empiezan a entender el concepto, y por eso cada vez fabrican pajitas más originales para vender más que la competencia. Las pajitas de aguacate son 100% renovables, y además son mucho más resistentes que las tradicionales, por lo que sirven para alimentos fríos y calientes. Podéis encontrar pajitas de este tipo en la web de la empresa BIOFASE, que fabrica todo tipo de productos biodegradables hechos con aguacate.
Los cubiertos de BIOFASE se biodegradan en el basurero de forma natural.

Estas son algunas de las opciones que hay como alternativa al uso de pajitas de plástico, pero hay muchísimas más. Solo es cuestión de investigar y probar nuevos materiales, hasta dar con el que mejor se adapte a nuestras necesidades.

¡No tienes que elegir entre mejorar tu calidad de vida y salvar al planeta; ambas opciones son válidas! 😊

Prueba GRATIS la silla de ruedas de la que está hablando todo el mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *