Adiós a la hemodiálisis: unos científicos desarrollan el primer riñón biónico

El doctor William Fissell, codirector del “Proyecto Riñón”./ Imagen: El Intransigente

Proyecto Riñón“, así se llama el programa que están llevando a cabo varios científicos estadounidenses para desarrollar un riñón artificial. El riñón biónico será implantado en enfermos renales y funcionará gracias al impulso del corazón del propio paciente. Supondrá la despedida de las “temidas” máquinas de hemodiálisis.

¿Quieres saber más sobre esta silla de ruedas?
Haz “click” aquí

La creación del riñón artificial supondrá una mejora en la calidad de vida de las personas que sufren enfermedades renales, debido a que en la hemodiálisis, los pacientes requieren de un aparato externo para sobrevivir. En este proceso, la sangre pasa a través de un filtro, capaz de eliminar deshechos innecesarios y minerales extra. Después, la sangre “limpia” regresa al cuerpo a través de un tubo, ayudando así al control de la presión arterial y a la producción de glóbulos rojos.

El riñón biónico será capaz de filtrar la sangre de forma continua, y desde el interior del cuerpo del paciente. Lo que evitará que tenga que acudir con tanta frecuencia al hospital. El riñón, que se implantará de forma quirúrgica, está hecho de células renales vivas y silicio, funcionando como un filtro.

Sin embargo, los ensayos del riñón biónico no empezarán hasta finales de este año, y se calcula que podrían durar hasta 2020. Lo que está claro, es que el resultado de esta unión biológica-tecnológica tiene ya una larga lista de personas que están deseando saber si esta será la solución para su enfermedad.


Día Mundial del Riñón: prevención desde la infancia y apoyo psicosocialE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *