Accesibilidad en el trabajo industrial

El sector industrial abarca numerosos puestos de trabajo, muchos de ellos pueden ser y son ocupados por personas con algún tipo de discapacidad. Los más frecuentes suelen ser los puestos de manipulados, alimentación de maquinaria, diferentes tipos de talleres, carpintería, imprenta, etc.

Las condiciones de los puestos de trabajo del sector industrial son tan variadas como sus sectores. Principalmente, sus características más comunes son las siguientes:

  • Se suele trabajar de pie.
  • La carga de trabajo suele ser elevada.
  • La carga mental es variada, aunque en ciertos casos puede aparecer el estrés mental.
  • La higiene y la seguridad son esenciales para estos puestos de trabajo.

A la hora de adaptar estos puestos de trabajo hay que tener en cuenta los principios ergonómicos, para que se adapte a las características de cada trabajador. La seguridad y la higiene deben ser aspectos a tratar con mayor detalle cuando el trabajador es una persona con discapacidad.

Las principales recomendaciones para adaptar un puesto de trabajo industrial son las siguientes:

  • De pie o sentado: Si las capacidades del usuario lo permiten, se debe acondicionar el puesto de trabajo de tal modo que pueda alternar entre la postura de pue y sentada, durante toda la jornada laboral. Es conveniente, siempre que se pueda, adaptar el puesto de trabajo, para que ofrezca la posibilidad de alternar la posición, ya que reduce el esfuerzo y permite combinar tareas diferentes.
  • Postura de trabajo: La postura adecuada debe ser la posición vertical, con la mirada al frente, el cuello y el tronco rectos y los brazos nunca por encima del corazón. Para que el usuario pueda adoptar esta postura, es necesario que los elementos del puesto de trabajo se encuentren cerca, así como que se eliminen los obstáculos existentes.
  • Herramientas y máquinas: Las máquinas y herramientas se deben adaptar al trabajador. Para ello, hay que adaptar la altura, el tamaño y los controles de estos instrumentos. Es aconsejable utilizar ayudas técnicas como tarimas, engrosadores de mangos, pulsadores, etc.
  • Manejo de cargas: Limitar el manejo de carga es necesario. Se pueden utilizar medios de manipulación y transporte mecánicos.
  • Condiciones ambientales: La iluminación, el ruido o la temperatura se deben adecuar a las características y necesidades del trabajador. Con ellos se gana en seguridad, un aspecto fundamental.
  • Accesibilidad del puesto de trabajo: La accesibilidad del lugar del trabajo es el primer paso para adaptar el puesto de trabajo. Por ello, hay que adaptar la fábrica o el edificio donde se desarrolle la jornada laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *