Accesibilidad en el Camino de Santiago

¿Quieres recorrer una de las rutas más famosas de España? El Camino de Santiago ha ido adecuando su itinerario con el paso de los años. Su evolución ha sido de tal magnitud que las personas con discapacidad o movilidad reducida pueden disfrutar de una de las mejores rutas turísticas de España. La orografía del terreno ha sido el principal inconveniente, pero la creación de rutas alternativas ha abierto una nueva vía a las personas con discapacidad.

Para nuestro viaje, contamos con la posibilidad de adaptar nuestra silla de ruedas. Es decir, diariamente recorreremos varios kilómetros. Por ello, es necesario acudir previamente a nuestra ortopedia de confianza para comentarle el tema del viaje a nuestro ortopedista de confianza.

Otro aspecto a tener muy en cuenta para realizar el Camino de Santiago es la época del año. Primavera u otoño son las estaciones preferidas, ya que el tiempo suele acompañar y no se convierte en un enemigo en nuestra marcha. Es aconsejable que las personas con discapacidad o movilidad reducida viajen en alguna época del año menos concurrida, pero que permita una buena accesibilidad y cuente con unas condiciones atmosféricas favorables. Alrededor de septiembre es una buena opción, aunque es esencial programar con tiempo el viaje para comprobar las condiciones meteorológicas durante el viaje.

Otra cuestión a tener muy en cuenta son los alojamientos. Pues, programar con antelación todos los alojamientos de las diferentes etapas ofrecerá mayor comodidad y seguridad a las personas con discapacidad. La elección de un buen alojamiento es fundamental para el desarrollo de nuestra marcha. Un buen descanso favorece el ritmo de nuestras etapas y, en consecuencia, del transcurrir de nuestro viaje.

Es aconsejable realizar el Camino de Santiago en compañía, ya que en un tramo complicado puede ayudar a su realización. Además, nos aconsejarán, asesorarán y acompañarán por nuestro largo viaje. Por su parte, programar con antelación todas las rutas, así como sus posibles inconvenientes, es esencial para que el desarrollo del viaje sea ameno, cómodo y seguro para todos los transeúntes o peregrinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *