¿Es accesible el transporte en autobús?

Uno de los medios de transporte más utilizados en períodos vacacionales es el autobús, así como para los trayectos interurbanos. Por ello, es necesario establecer una línea de autobuses apta y adaptada para las personas con movilidad reducida. Y es que, en España existe todavía un escaso número de líneas de vehículos que ofrecer a las personas con discapacidad.

En Navidad el autobús es un medio de transporte asequible para viajar a nivel nacional. De ahí, su gran demanda. Sin embargo, está lejos de cumplir y solventar las necesidades de las personas con discapacidad y otras limitaciones en la actividad.

Hay que tener en cuenta los siguientes aspectos, para garantizar la accesibilidad integral de las personas con discapacidad en el transporte por carretera en autobús:

  • Estación: La estación de autobuses de cualquier población debe cumplir con la accesibilidad urbanística de los alrededores de la estación. Además, tiene que contar con itinerarios accesibles. Las taquillas de compra de billetes deben estar en zonas amplias y sin escalones, accesibles para todas las personas que visiten la estación. Por último, debe contar con plazas de aparcamiento para personas con discapacidad, que faciliten el desplazamiento de los usuarios desde cualquier localización de la ciudad hasta la propia estación.
  • Dársenas: Las dársenas de parada de los autobuses deben tener una buena señalización, así como una distancia adecuada a las personas con discapacidad desde la plataforma hasta el acceso de viajeros del autobús.
  • Embarque/desembarque del vehículo: El autobús debe contar con una plataforma elevadora, apta para sillas de ruedas de 80 cm de ancho y 1,20 de largo. El ancho libre de una de las puertas debe ser mayor o igual a 1 m. Finalmente, el autobús que tenga escalones debe tener incorporado el peldaño retráctil, que disminuya la altura del primer peldaño de acceso.

La silla de ruedas Kahlo es un vehículo de interior y exterior que tiene unas dimensiones reducidas, que facilitan su acceso a cualquier vivienda o vehículo adaptado o sin adaptar. Pues, la silla de ruedas Kahlo mide 115 cm de largo con reposapiés y 63 cm de ancho. Y es que, su sistema de grúa incorporado no le hace ser un producto más robusto.

Silla de ruedas Kahlo en entornos exteriores
  • Interior del vehículo: El autobús debe contar con el cumplimiento de accesibilidad en el pavimento, en la pendiente del suelo, el alcance de las puertas, la señalética, maletero para los viajeros y la iluminación.
  • Asientos reservados: El autobús tiene que contar con asientos de uso prioritario para personas con discapacidad. Su localización debe ser cercana a la puerta de acceso de las personas con movilidad reducida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *