2 de cada 3 personas que sufren un ictus presentan secuelas posteriores

2 de cada 3 personas que sufren un ictus presentan secuelas posteriores

En España, la tasa de mortalidad por ictus ha alcanzado los 27.000 afectados. Y es que, se registran más de 120.000 casos de ictus al año, tal y como registran los datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN). Según los expertos, más del 80% de los casos de ictus son evitables, siempre que se adopte una vida sana. Además, en los últimos años se han contabilizado más casos en mujeres que en hombres.

Hay que tener en cuenta todos estos datos, para saber la gravedad de este infarto cerebral y tomar medidas para prevenirlo. Existen multitud de tratamientos para tratar la recuperación del ictus, que logran disminuir los problemas que acarrean las secuelas en un 50%, siempre que se lleven a cabo de manera constante y reiterada.

La rehabilitación de la parálisis cerebral no es inmediata y necesita una constancia por parte del paciente. Cabe destacar la importancia de los hábitos de vida que tenía antes de sufrir el infarto cerebral, ya que influyen de manera positiva o negativa en la recuperación del paciente.

Expertos argumentan que entre un 80% y un 90% de los casos sufridos en España se podrían haber evitado, si los afectados no hubieran consumido tabaco o alcohol de forma reiterada. El estilo de vida sedentario también afecta a la aparición del ictus cerebral, ya que es propenso a la obesidad y afecta a la hipertensión arterial.

Las personas mayores tienen mayor probabilidad de que les afecte una enfermedad de este tipo. Sin embargo, cada vez es más frecuente que se produzcan casos de personas jóvenes. De hecho, en el último año se han registrado entre 10.000 y 15.000 casos de personas menores de 55 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *